Los chinos eligen quedarse en Roca en plena pandemia de coronavirus

Mientras que en Buenos Aires cientos de compatriotas tienen decidido regresar por la crisis sanitaria y económica, en Roca los dueños de supermercados siguen firmes y descartan volver.





En Roca los supermercados chinos nunca dejaron de trabajar por ser rubro esencial. Los dueños dicen que las ventas se mantienen.

En medio de la crisis económica y sanitaria por la pandemia del coronavirus, los comerciantes chinos de Roca no piensan en regresar a su país natal como sí ocurre en Buenos Aires con un importante grupo de compatriotas.


Los dueños de supermercados chinos se mantienen firmes y nunca dejaron de trabajar por ser un rubro esencial. Aunque han bajado un poco las ventas, ellos siguen activos y descartaron volver al gigante asiático.

Señalaron que además del impacto de la cuarentena, la gran ola de contagios que hubo al principio en la provincia de Buenos Aires motivó a varios de sus pares decidir regresar a China.


En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) ya hay un grupo de al menos 400 familias que, por efecto de la pandemia y el crack comercial, oficializaron la decisión de retornar en cuanto se reactiven los vuelos internacionales.


La titular de la cámara que nuclea a los supermercadistas chinos, Yolanda Durán, señaló que unos 150 comercios cerraron sus puertas en el país.
Sin embargo no tiene registros de supermercados que hayan bajado su persiana en la zona del Alto Valle.


Los que más han sufrido la crisis son dueños de restaurantes que durante mucho tiempo no pudieron abrir sus puertas y costear los gastos con el servicio de delivery. Además los gastos son mucho más altos en Buenos Aires.

Ocho supermercados en Roca


En Roca solo hay un restaurante chino y unos ocho supermercados.

Nicolás Xue es dueño de un autoservicio ubicado sobre la calle Villegas. Hace 10 años vive en la ciudad. Para el comerciante uno de los motivos por el cual eligen regresar es que esperan que pronto esté lista la vacuna en el país asiático.


“Acá aunque hay positivos, pero la situación siempre fue más tranquila que en Buenos Aires. Allá es un mundo de gente, eso era un caos”, expresó.
Según Nicolás en China el virus está controlado y pronto “se va a distribuir la vacuna” que varios laboratorios de ese país vienen probando.
“Pronto va a estar la vacuna en China por eso muchos vuelven. Acá va a tardar más en llegar la vacuna”, dijo.


El comerciante está muy arraigado en Roca donde vive con su pareja y su hija de tres años. Si bien han bajado un poco sus ventas, los clientes no han dejado de llegar y el negocio se mantiene.


Diana tiene su supermercado sobre la calle Rochdale y también está segura de no regresar a su país.


“Acá estamos un poco mejor, se vende aunque más o menos pero las ventas son mejores que en Buenos Aires”, dijo a Río Negro.
Diana cree que la crisis económica fue mucho más dura en la CABA.
“En China el sistema de salud está muy bien preparado, hay más medicamentos, hay más lugar en el hospital, tiene más camas y pastillas, acá hay poca disponibilidad”, señaló.


Además no hay tantas restricciones en el país para poder trabajar.
Cuando comenzó la pandemia Diana y otros colegas fueron los primeros comerciantes que aplicaron protocolos para el ingreso de clientes. Trajeron de China las pistolas termográficas y otros pusieron cabinas pulverizadoras.

Su hermano no pudo regresar de China

Su hermano Esteban también es dueño de supermercados en Roca y en la región. Sin embargo, a fin del año pasado fue a pasar las fiestas en Putian, la tierra que lo vio crecer, en la provincia de Fujian, en el sudeste marítimo de China.


El viaje que empezó junto a su esposa y sus tres hijas para celebrar el Año Nuevo Chino terminó en un rígido confinamiento y aunque se ha flexibilidad todavía no puede regresar.


“La semana pasada murió un amigo mío que estaba en Florencia Varela”, contó a Río Negro a través de una comunicación por WeChat (Whatsapp no funciona allá con la misma agilidad que acá).


Dijo que esperan que en noviembre se empiece a vacunar. “En Argentina hay que tener mucho cuidado porque va a tardar más la vacuna”, señaló.

200.000 en el país


Se estima que en Argentina viven alrededor de 200.000 chinos –entre nacidos en el país asiático y descendientes– principalmente en la zona de influencia de Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Mendoza.


Durán, por su parte señaló que  las ventas bajaron un 25 %. “De las 13 mil bocas que hay en el país, unas 150 locales cerraron”, informó.
Según ella los motivos además de la caída de ventas son los costos con alquileres y la inseguridad ya que muchos policías están abocados a los controles por la pandemia.


El jefe de la delegación de la Dirección General de Migraciones en Neuquén, Gustavo Sueldo, también señaló que la organización sin fines de lucro ChinaPass, con oficinas en el Barrio Chino de Belgrano en la ciudad de Buenos Aires realizó una encuesta.

Según estos datos hay “más de 400 personas de la comunidad que contestaron que tienen intenciones de volver; algunos a establecerse definitivamente, otros quieren mandar a sus padres y a sus hijos de forma temporaria”.


Comentarios


Los chinos eligen quedarse en Roca en plena pandemia de coronavirus