Los empresarios pelean por su lugar en el debate por Catedral

Ya designaron representantes para el futuro Ente de Fiscalización



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Mientras los controles que ejerce la provincia en el cerro Catedral siguen estando en el ojo de la tormenta, las cámaras empresarias de esta ciudad decidieron avanzar en la ocupación de los lugares que les asigna la ley en el futuro Ente de Fiscalización del centro invernal.

Hace pocos días designaron a los representantes que la ley asigna al “sector privado” dentro de ese organismo, sin dar participación alguna al empresariado del propio centro de esquí.

Los nombramientos recayeron sobre Diego Fenoglio como titular y Héctor García Jurjo en condición de suplente. Ambos fueron propuestos por la Cámara de Comercio y aceptados por el resto de las entidades que nuclean a la actividad empresaria y turística de Bariloche.

Fenoglio le dijo a “Río Negro” que decidieron tomar la iniciativa porque “el Ente debe comenzar a funcionar cuanto antes” y no querían dejar servida otra excusa para que la provincia siga postergando su constitución.

Señaló que el principal interés que tienen desde el rol para el que fueron designados es el de revisar a fondo el nuevo contrato de concesión que la provincia celebró con CAPSA hace seis meses, cuyo texto todavía desconocen.

El representante titular del Concejo Municipal en el mismo foro será Fernando Martín, quien dijo que el Ente deberá dedicarse principalmente a vigilar el cumplimiento de las inversiones comprometidas, que incluyen la colocación de varias aerosillas nuevas para la próxima temporada.

Si bien en los últimos meses mantuvieron un perfil bajo, varios dirigentes de la Cámara de Comercio habían ocupado la primera fila entre los opositores a la readecuación contractual con CAPSA, que durante el verano pasado levantó fuerte polémica en toda la provincia.

García Jurjo fue uno de los protagonistas centrales de esa pulseada, que incluyó solicitadas, reclamos directos al intendente Icare y al gobernador Miguel Saiz para que no pacten la continuidad de una concesionaria “incumplidora” y también una campaña callejera que reunió 10 mil firmas en oposición al nuevo contrato.

Esos antecedentes permiten suponer que desde la silla del “sector privado” en el Ente Fiscalizador (donde habrá además tres miembros de la provincia y otros tres del municipio) no se van a escuchar sumisas convalidaciones de lo actuado.

Esto se puede concluir también a partir de la exclusión de la Asociación Empresaria del cerro Catedral (AEAC) en el encuentro donde fueron elegidos Fenoglio y García Jurjo.

El propio Fenoglio dijo que no se los había convocado porque los prestadores de servicios que integran esa entidad “están ligados a CAPSA y en general tienen sus mismos intereses”. Dio a entender que desde esa condición quedarían descalificados para ejercer cualquier control.

El presidente de la AEAC, Alberto Del Giúdice, se mostró extrañado por la marginación que les impuso el resto de las cámaras, pero no quiso confrontar. “En el futuro vamos a tener que trabajar en conjunto”, argumentó.

La conformación del Ente es una de las cuentas pendientes que arrastra el gobierno provincial y los reclamos para que avance cuanto antes en ese sentido se multiplicaron luego de los dos deslizamientos de aerosillas ocurridos en el cerro que provocaron heridas a unas 20 personas.

En junio pasado el secretario de Turismo, Germán Jalabert, había asegurado que el Ente iba a estar constituido a fines de agosto. Ese plazo no se cumplió. Cuando llegó la fecha dijo que todavía estaban afinando la “reglamentación”.

Pero desde el municipio tanto el intendente Icare como el presidente del Concejo, Marcelo Cascón, piden que se aceleren los tiempos. Este último consideró injustificadas las excusas y sostuvo que “si hay voluntad real el Ente se podría conformar ya mismo, y los miembros se darían su propia reglamentación”.

Nota asociada: La semana en Bariloche: Pronóstico incierto  

Nota asociada: La semana en Bariloche: Pronóstico incierto  


Comentarios


Los empresarios pelean por su lugar en el debate por Catedral