Los imputados se declararon inocentes

En el cierre del juicio hablaron por primera vez.



CIPOLLETTI (AC).- Se pararon detrás de sus defensores, y mirando al Tribunal, expresaron su inocencia. Claudio Kielmasz y Guillermo González Pino tuvieron ayer la última oportunidad de defenderse antes de que los jueces dicten sentencia.

"Soy inocente y espero que se haga justicia. Yo no maté a nadie", expresó González Pino. Sus palabras apenas se escucharon en el fondo del salón de audiencias, porque al igual que su consorte de causa, no se acercó al micrófono.

Luego siguió Kielmasz, quien durante todo el debate amenazó que al finalizar el juicio iba a hablar. Pero ayer, en el último tramo del juicio, sólo aportó unas pocas frases al Tribunal.

"Hace tres años y seis meses que estoy detenido y me arrancaron de al lado de mis hijos. Creo que en el juicio se comprobó mi inocencia. Espero que la señora de Villar se haya confundido cuando dijo que ya estaba mi condena", indicó.

El joven que condujo a Ulises González hasta el arma homicida no explicó los puntos salientes que al principio del debate decían sus defensores que iba a aclarar, como el porqué de sus diversas versiones y el controvertido croquis que confeccionó cuando estaba detenido.

Los defensores no lo dejaron hablar porque temían que "se desboque", según reconocieron a este diario.

Los imputados cambiaron su actitud frente a la prensa. Antes de ser trasladados a la U9 de Neuquén, ambos respondieron algunas preguntas a los periodistas.

González Pino, revivió su experiencia de Regina, donde fue enjuiciado como autor de la muerte de la taxista Mariela Rodríguez. "Estoy mucho más tranquilo que allá. Allá tuve miedo porque también me pidieron perpetua pero fui absuelto. No me voy a preocupar por nada porque soy inocente. Nunca maté a nadie ni pienso matar tampoco, así que estoy tranquilo".

El imputado se mostró conforme con la defensa que le hicieron los abogados Tejeda, a quienes les confió "la vida", dijo. Pero no quiso dar su opinión con respecto a la justicia. "Estoy detenido por algo que no hice. ¿Qué puedo opinar de la justicia?. No puedo decir nada", expresó. Dijo además que cuando declaró, "fui a contar qué hice esos días y caí preso".

Antes de retirarse reveló que no volvió a sufrir apremios en la cárcel, como denunció hace un tiempo. Y que ya no está más aislado sino en un pabellón con otros internos del penal.

Kielmasz, por su parte, manifestó que cree en la absolución. "El Código es claro. El beneficio de la duda beneficia al reo. Me tienen que absolver porque no hay pruebas en mi contra", dijo. Y utilizó nuevamente los dichos de Mosconi: "Si la señora de Villar se confundió, tienen que absolver. Si dice la verdad, van a condenar".

Kielmasz también se mostró conforme con los alegatos, porque consideró que "no hay pruebas" para que le apliquen la pena que solicitó la acusación.

"Los verdaderos asesinos están libres, con falta de mérito. Yo lo dije, dí nombres y apellidos", enfatizó.

Posteriormente, habló con este diario y contó que se enteró que le pidieron reclusión perpetua cuando miraba televisión en la U9 (no asistió a la audiencia del martes).

Después supo cómo el fiscal y los querellantes reconstruyeron lo que supuestamente sucedió.

"Me pareció que fue un manotazo desesperado", opinó.

Frases que dejaron 4 horas de alegatos

• "Los cuerpos no fueron trasladados en camioneta porque no derramaron sangre" (Gerardo Tejeda)

• "El fiscal dice que no encontró datos de los forenses de la Corte en Internet. Yo tampoco los encontré de Hamdan" (Gerardo Tejeda)

• "Según la menor y según Garrido, los que abordaron a las chicas estaban borrachos y drogados. Pero Sandra González lo vio normal a González Pino" (Gerardo Tejeda)

• "Quedó demostrado que Sandra González mintió cuando habló de fajos de dinero. Pediremos su falso testimonio" (Gerardo Tejeda)

• "Quedó en evidencia el gran cono de sombra que va cubriendo este proceso" (Eves Tejeda)

• "Ratifico todas las nulidades que plantee en su momento" (Eves Tejeda)

• "Acá pidieron condena para dos personas y el juzgado de Instrucción todavía está buscando a los autores" (Eves Tejeda)

• "Huirimán Lloncón es el fantasma Benito, dicho esto con todo respeto y que Dios lo tenga en su santa gloria" (Eves Tejeda)

• "La menor recibió alguna instrucción para mentir" (Eves Tejeda)

• "La acusación parte de hipótesis erróneas y por eso llega a conclusiones equivocadas" (Alberto Cariatore)

• "Para que poderosos y criminales se hinquen ante la ley, como pidió el querellante O"Reilly, hay que buscarlos con empeño y condenarlos con pruebas, no con dialéctica" (Cariatore)

• "La acusación le cree a lo increíble: Huirimán Lloncón y la menor" (Cariatore)

• "La acusación es insostenible e inconsistente. No se pudo reconstruir el hecho de manera creíble, comprobable" (Gustavo Viecens)

• "Kielmasz lleva tres años y seis meses detenido, lo que implica una afectación al principio de inocencia" (Viecens)

• "El juez de Instrucción tuvo que dedicarse a investigar a los investigadores" (Viecens)


Comentarios


Los imputados se declararon inocentes