Los obreros del empaque de Fruticultores volvieron al galpón

La pelea de dueños de la frutícola de Centenario, tras la asamblea de socios de la empacadora de frutas, incluyó la contratación de policía provincial




1/2
Gerencia de Fruticultores Unidos de Centenario (gentileza)

Gerencia de Fruticultores Unidos de Centenario (gentileza)

2/2
frente de la gerencia de Fruticultores Unidos de Centenario (gentilezaI

frente de la gerencia de Fruticultores Unidos de Centenario (gentilezaI

Los obreros del empaque de Fruticultores Unidos de Centenario (FUC) evaluaron que la discusión familiar de negocios de los dueños por la conducción del directorio no afectará el trabajo de temporada.

Así lo indicó el secretario general del sindicato de la Fruta en Centenario, Claudio Aguirre; quien indicó que "los días que fueron enviados a la casa, tuvieron su día pago".

El dirigente gremial dijo que la disputa gerencial no afectó la labor en el empaque. Sostuvo que unos 50 personas que trabajan la post temporada y que continuarán hasta terminar los lotes que están en las cámaras de frío. "Se está procesando la fruta, la fuente de trabajo es estable, se envió al personal continuo de la planta, por una razón de seguridad", explicó.

Dijo que el delegado de la planta indicó que la conducción de los trabajos del empaque están a cargo de Omar Sánchez. integrante de la gerencia objetada por un grupo de socios, con vínculos familiares entre ellos.

La semana pasada, la actual conducción de la firma convocó nuevamente a los socios accionistas de FUC. El sector de socios que aseguró haber ganado las elecciones el 25 de septiembre pasado, impugnó la convocatoria. La reunión se realizó con una veeduria judicial y presencia policial contratada por los administradores actuales de la firma.

De los 9 socios que integran la empresa, 8 pudieron ingresar, en tanto uno de los accionistas y socios fundadores, se quedó en la vereda por restricción policial en el ingreso, dijo el abogado de la familia, Luis Virgilio Sánchez.

La denuncia fue radicada en el juzgado civil que lleva a cabo la causa y en el trámite penal en la que se acusó a la administradora Gladis Sánchez de haber sustraído el acta con el resultado de las elecciones del 25 de septiembre.

Sánchez indicó que sin esa documentación -de la que conservan foto, pero no aparece el soporte papel- la conducción electa de Nélida Rozza y Claudio Smaniotto no pudieron registrar el cambio de autoridades ni acceder a las claves fiscales para tomar las riendas del negocio.

"No se le permitió el ingreso a uno de los socios, que es Carlos Rozza; ese acto es inválido, ahora la empresa está intervenida y el veedor - interventor tuvo problemas para ingresar a la reunión" describió el abogado. Agregó que se realizará una presentación en fiscalía debido a que la policía de la provincia impidió el ingreso de uno de los accionistas.

"Fue un abuso de autoridad, en el interior estaba el interventor judicial y no sabemos en qué calidad la policía le bloqueó el ingreso a uno de los fundadores y socios de la empresa; se trata de hechos privados de una firma en la que la policia no podía interferir, ni sabemos a título de qué fue contratada por la anterior gerenta", sostuvo Sánchez.

Indicó que la conducción electa que no logró asumir, informó a través de edictos que no se hace responsable por los acuerdos millonarios y firmas de contratos que continúan bajo la responsabilidad de quienes tienen con las riendas de la frutícola. "Deslindamos responsabilidades por todo lo que firme este directorio que no tiene sustento legal para estar en la administración", sostuvo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Los obreros del empaque de Fruticultores volvieron al galpón