Luis Aboy cayó tras una denuncia telefónica

Se había escondido en una vivienda en Toma Esfuerzo, en la zona oeste de la capital neuquina. Una persona, que podría cobrar la recompensa de 50.000 dólares, dio aviso a la Policía.



1
#

2
#

El exhibidor en el que Aboy concretó la fuga.(Foto: Luis García )

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- La división de recaptura del departamento de Delitos de la policía neuquina logró atrapar a Luis Aboy, que permaneció 10 días prófugo, gracias al certero dato que les brindó por teléfono una persona que será quien cobre la recompensa de 50.000 dólares que ofreció el gobierno.

De acuerdo a lo explicado por el subjefe de la policía Raúl Liria, la tarde del viernes el Centro de Operaciones Policiales (COP) recibió el dato preciso del lugar donde se encontraba el prófugo.

De inmediato se dispuso a personal de Delitos que vestidos de civil comenzaron a realizar observaciones en la zona. El lugar quedó prácticamente consignado durante 24 horas.

Ayer a las 16.25 Aboy salió de la vivienda “y de inmediato nuestro personal corrió a recapturarlo”, detalló Liria quien confirmó que el prófugo no opuso resistencia alguna.

La vivienda en la que estaba Aboy se encuentra a tres cuadras del lugar donde supuestamente fue sacado del mueble el preso tras su fuga el miércoles 18 de septiembre.

El dato de que Aboy estaría guardado en el oeste neuquino y que no habrían podido sacarlo de la provincia estuvo en mano de los investigadores desde principios de semana. De hecho el lunes a la noche se recibió el dato de que el prófugo estaba guardado en Toma Norte por lo que se consignaron dos viviendas y el martes dos grupos del departamento de Delitos procedió a concretar los allanamientos autorizados por el juez de la causa Marcelo Benavides. Si bien no lograron dar con Aboy secuestraron armas y droga.

La vicegobernadora Ana Pechen el miércoles anunció una recompensa de 50.000 dólares a quien brindara datos precisos para atrapar a Aboy. Tal como dijeron los investigadores la recompensa apuntaba a buscar quién traicionara al prófugo que es una de las hipótesis no confirmadas de su recaptura.

Tras conocerse la noticia de que Aboy había sido capturado el primero en llegar al departamento de Delitos fue el ministro de Seguridad de la provincia Gabriel Gastaminza quien explicó a los medios que “fue un trabajo bastante intenso y estresante por lo que vale felicitar por el trabajo realizado por la policía”.

El ministro aseguró que ahora “la fiscal Sandra Ruixo deberá ponderar las informaciones brindadas por la persona que brindó el dato preciso para su recaptura y a partir de ahí se hará efectivo el pago de la recompensa.

La persona que ayudó a atrapar a Luis Aboy está siendo resguardada debido a que temen que pueda sufrir represalias por lo que su identidad no será dada a conocer por el momento.

El homicida de las hermanas Olga y Teresa Buamscha, asesinadas en marzo de 2005 en Junín de Los Andes, había logrado escapar astutamente de la Unidad de Detención 11, supuestamente la cárcel más segura de la provincia.

Aboy ideó un sencillo plan, meterse en el interior de un mueble especialmente confeccionado, un exhibidor de tortas, y con la colaboración de terceros, entre ellos se investiga a personal penitenciario, ese miércoles concretó el escape más ingenioso en el historia del penal.

A las 15 un flete contratado especialmente acudió hasta la U11 a buscar el mueble.

Aboy se había metido un rato antes en el interior del exhibidor de tortas que tenía un falso fondo en “U” por lo que se sentó en su interior en “L” y un compañero lo selló.

Ninguno de los guardiacárceles que trasladó el mueble advirtió, supuestamente, que el exhibidor confeccionado en madera terciada que no pesa más de 7 kilos tenía un peso superior a los 80 con el preso adentro.

Lo cierto es que Aboy adentro del mueble atravesó 250 metros del penal, tres controles (taller, guardia interna y externa) hasta que pasó el portón de la cárcel y fue subido al flete con mucho esfuerzo.

Ese miércoles recién a las 17.30, cuando terminó la visita, el personal del penal advirtió la ausencia de Aboy y minutos después comenzó al recaptura.

La fuga de Aboy cayó como una bomba en la policía y en las entrañas del gobierno. De inmediato Asuntos Internos dispuso pasar a disponibilidad a cinco penitenciario y el director de Unidades de Detención, Manuel Poblete, fue desplazado del cargo pero en forma mas prolija.

Por ahora continuará la investigación judicial e interna de la policía sobre las vinculaciones de los penitenciarios que están sospechados de haber colaborado con la fuga del homicida.

El momento en que personal de Delitos trasladó a Aboy, que ahora está bajo custodia y será derivado a la U11. Los efectivos policiales permanecieron 24 horas haciendo trabajos de observación para atraparlo.

El momento del traslado de Aboy (Video: Guillermo Elía).


Comentarios


Luis Aboy cayó tras una denuncia telefónica