Maldonado se dio el gusto de llegar al final

El barilochense se recuperó de los contratiempos y fue el mejor de los regionales en la clásica prueba.





Martín Maldonado no es un improvisado en el rally raid. Primero como navegante de Kernán Kim, después como piloto de un camión cuando el Argentino de cross country empeazaba a afirmarse con el fenómeno del Da-kar. El barilochense se dio el gusto de ser uno de los 62 elegidos que completaron la prueba más peligrosa que tiene el automovilismo mundial. Maldonado hacía rato que se alistaba para encarar un Dakar, que terminó haciéndose realidad en esta sexta edición en suelo sudamericano nada menos que como parte de un proyecto espectacular, que se preparó con mucho tiempo para estar al nivel que la exigencia merecía. El barilochense integró el equipo Colcar y manejó una de las camionetas Mercedes que desarrolló Alberto Canapino, teniendo como compañero al reconocido piloto chaqueño Juan M. Silva. El pasado argentino de cross country sirvió como banco de pruebas para Maldonado, quien hasta tuvo el privilegio de llevar a su prototipo a la victoria. Cuando se le asignó en número 437 a su camioneta, la Mercedes no pasó a ser una más de la caravana, sino fue una de las elegidas para los aficionados de la región que se animaron a recorrer miles de kilómetros para verlo en acción, como a los otros regionales y a los más afamados, en las dunas del Nihuil. La actuación de Martín, quien fue navegado por el experimentado navegante Sebastián Scholz Vergnolle, quien disputó su tercer Dakar, fue sencillamente espectacular hasta que aparecieron los problemas. Su mejor tarea fue en el sexto parcial, donde terminó en el lugar 40. Con su navegante les hicieron frente a la adversidad, pasaron muchas noches transitando entre las dunas y más de una vez resignaron horas de sueños para poder seguir siendo parte de la caravana, a la que todavía le faltaban muchos kilómetros para llegar al destino final. Cuando el equipo pudo solucionar los problemas, Martín enseguida volvió a evidenciar que es muy rápido, metiéndose de nuevo entre los cincuenta mejores, si bien le tocaba largar en el medio del polvo de los de adelante, porque venía muy atrás, lo que resalta más aún su tarea. Maldonado escribió un capítulo más en la rica historia del deporte local, ya que es el primero que fue parte del Dakar y encima lo terminó. “Tengo una gran alegría, satisfacción por el objetivo cumplido, por devolverle al equipo todo el apoyo que me brindó y agradecimiento a todos los que nos apoyaron”, aseguró Maldonado cuando le tocó recibir su medalla en Valparaíso. Pasó el Dakar, habrá un merecido descanso y después, con seguridad, Maldonado será protagonista de una nueva edición del Argentino de cross country y del Desafío Ruta 40.

Gentileza

Martín participó del Dakar 2014 con el prototipo Colcar Mercedes, donde tuvo como compañero de equipo al Pato Silva.


Comentarios


Maldonado se dio el gusto de llegar al final