Marchan a 4 años de la caída de De La Rúa

Actualizado a las 19:50

BUENOS AIRES (AFP) – Grupos piqueteros de pobres y desempleados marchaban este martes a la Plaza de Mayo, a cuatro años de la revuelta popular que dejó unos 30 muertos e hizo caer a un gobierno en medio de una debacle anticipatoria de la peor crisis económica de la historia argentina. La marcha fue convocada para «hacer memoria por los compañeros caídos» en la represión policial de la revuelta el 19 y 20 de diciembre de 2001, que forzó la caída del presidente neoconservador Fernando de la Rúa (1999-2001), a mitad de su mandato.

«Reclamamos todos los derechos sociales incumplidos desde el 'Argentinazo' de 2001», resumió Néstor Pitrola, del Polo Obrero, una agrupación piquetera alineada con el trotskista Partido Obrero. «La rebelión de diciembre de 2001 sacudió la Argentina hasta sus cimientos y abrió una nueva etapa. Fue un esfuerzo gigantesco de miles de jóvenes, mujeres y hombres del pueblo», señala un documento consensuado entre agrupaciones piqueteras opositoras y partidos de izquierda para leer en Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno. La marcha desde el Congreso fue convocada para recordar a los 30 muertos en todo el país, cinco de ellos en Buenos Aires, producto de una severa represión policial que dejó además centenares de heridos y detenidos.

Mientras arreciaba la represión aquel 20 de diciembre, De la Rúa firmó su renuncia y abandonó la Casa de Gobierno a bordo de un helicóptero. El día anterior, miles de habitantes de la capital y su periferia se habían volcado espontáneamente a las calles y marchado hacia la Casa de Gobierno y el Parlamento haciendo sonar cacerolas, mientras se multiplicaban protestas en las principales ciudades del país. La otrora extendida clase media argentina jugó un relevante papel en las protestas desatadas a partir del 3 de diciembre de 2001, cuando el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo puso cerrojo a los ahorros bancarios y los bancos fueron blanco de centenares de enfurecidos pequeños y medianos ahorristas.

La caída de De la Rúa fue el inicio de una pendiente institucional que significó el recambio de cinco presidentes en una semana, y una bancarrota económica y social que en 2002 sumió al país en la mayor crisis de su historia. Durante la protesta de este martes, los manifestantes repudiaron además la decisión del actual gobierno argentino de saldar, por anticipado y en un solo pago, la deuda total con el FMI, de unos 9.810 millones de dólares, al considerar al organismo de crédito co-responsable de la crisis. Los piqueteros reclaman que se utilice esos montos para pagar la «deuda interna», como aumentar en monto y cantidad subsidios para los jefes de familia desempleados, otorgados en 2002 cuando millares de argentinos cayeron en la pobreza, tras la devaluación de enero que terminó con 11 años de paridad cambiaria entre el peso y el dólar.

Argentina redujo la pobreza de 53% a 38% desde 2002 y el desempleo de 21% a 11% en ese lapso, pero aún 3 millones de personas tienen problemas de trabajo y 15 millones son pobres. Otro homenaje se llevó a cabo el lunes, cuando organizaciones de piqueteros alineadas con el Gobierno, repudiaron la gestión de De la Rúa pero instaron a «bancar (respaldar) el gobierno popular» del presidente Néstor Kirchner. En tanto, está virtualmente paralizada la investigación judicial por las cinco muertes en los alrededores de la Plaza de Mayo, que sólo avanzó en el caso del asesinato de Alberto Márquez, por existir filmaciones de lo ocurrido.

Así, cuatro ex policías serán sometidos a juicio oral en 2006, acusados de haber disparado contra los manifestantes desde un auto particular y haber matado a Márquez, recordó el abogado Rodolfo Yanzón. En homenaje a otra víctima de la represión, el motociclista Gastón Riva, la legislatura porteña instituyó el 20 de diciembre como «el día del mensajero», un reclamo del Sindicato Independiente de Mensajeros y Cadetes (simeca). Están encausados además, como responsables políticos, el entonces secretario de Seguridad Enrique Mathov y el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios