Marcos Rojo sólo pudo jugar un partido en Estudiantes y ahora debe volver a Manchester



El defensor llegó a préstamo al Pincha, pero entre lesiones y la pandemia apenas disputó un solo partido.

El defensor llegó a préstamo al Pincha, pero entre lesiones y la pandemia apenas disputó un solo partido.

Como muchos otros futbolistas en igual situación, Marcos Rojo termina su contrato mañana, en este caso su préstamos con Estudiantes y su futuro está lleno de interrogantes, ya que desde el 1 de julio su ficha volverá al Manchester United. Si bien el defensor tiene intenciones de quedarse en el equipo que dirige Leandro Desábato, la situación es por demás complicada ya que los ingleses pretenden recuperar parte del dinero invertido.

Estudiantes también pretende retenerlo pero la situación económica que vive el país en general y el fútbol en particular, hace que todo esté atado a la buena voluntad de los propietarios del club británico, que en principio cotizaron el pase del defensor en el 2014 en 15 millones de dólares.

Rojo emprendió su regreso a Estudiantes este año pero sólo pudo disputar un partido ante Defensa y Justicia, ya que una lesión muscular y después la pandemia le impidieron cumplir su objetivo de lograr continuidad y desde noviembre del año pasado sólo pudo jugar dos partidos completos.

Manchester adquirió a Rojo en agosto del 2014 en 20 millones de euros y le firmó un contrato por 5 años y el 16 de marzo del 2018 extendió su vínculo hasta junio del 2021, con una prórroga a favor del club de una temporada más. Además de las intenciones de Estudiantes, también aparece Boca en el horizonte, aunque por el momento es más un rumor que algo real.

Lo concreto es que desde el miércoles Rojo vuelve a depender del Manchester y ante la incertidumbre de cómo seguirá el fútbol argentino, aún sin una fecha certera para el regreso a los entrenamientos, su continuidad en el país aparece como complicada.


Comentarios


Marcos Rojo sólo pudo jugar un partido en Estudiantes y ahora debe volver a Manchester