Más de 2.000 jóvenes repitientes no volverán a clase

Forman la población escolar en riesgo que aumenta en Neuquén.



NEUQUEN (AN).- Más de 2.000 adolescentes repetirán alguno de los tres primeros niveles del colegio secundario al finalizar este ciclo lectivo y no se inscribirán como repitientes el próximo año para continuar sus estudios. Todos constituyen la población escolar en riesgo de abandono, que crece a un ritmo constante en la provincia de Neuquén y golpea más fuerte a los chicos de familias de bajos recursos.

Este panorama se desprende de un informe sobre la situación del Nivel Medio hecho por técnicos del Consejo Provincial de Educación (CPE) en octubre pasado. Abarca el período 1998-2002 y está focalizado en el primero, segundo y tercer año.

En rigor, un promedio de 2.119 jóvenes al año (el 30% de la matrícula) conformaron la población escolar en riesgo de abandono en los últimos cuatro ciclos lectivos. Y se estima que para el actual la cifra será superior.

Para obtener esta población, se tiene en cuenta a los repitientes que no se inscriben al año siguiente. Está compuesta por jóvenes de entre 13 y 16 años que se “caen” del sistema educativo. Uno de los factores que determina el fracaso lo constituye la imposibilidad de sus familias para afrontar los costos que demanda asistir al colegio. Muchos optan por salir a buscar un trabajo que les permita escapar de la situación de marginación en la que están inmersos.

El panorama es aun más sombrío. A los 2.000 repitientes que no vuelven a inscribirse para continuar en el colegio, se les suman otros 1.500 chicos que abandonan las aulas antes de que finalice el período escolar. En total, cerca de 3.500 adolescentes dejan de estudiar cada en esta provincia, sólo en el nivel medio.

Desde 1999 la cantidad creció de forma constante. Al analizar el período 2001-2002, el informe realizado por la cartera educativa reflejó que 2.487 alumnos que no fueron promovidos, no se inscribieron al año siguiente.

Según las estimaciones del CPE, al finalizar en el cicl lectivo actual la cifra podría ser mayor. El motivo es que la población escolar en riesgo de abandono creció a un promedio del 3% anual desde el año 2000. El estudio no contemplan a los que, tras fracasar en el nivel medio común, optan por volver a las aulas pero en las escuelas para adultos, lo cual constituye un atenuante del panorama detallado.

Al analizar los casos de los 3.500 chicos que dejan el secundario anualmente, los técnicos del CPE detectaron que la mayor parte lo hace en primer año. Pero al estudiar específicamente la población de repitientes que no vuelven a inscribirse, descubrieron que el mayor índice se da en segundo año.

La explicación de esta situación se encuentra en que muchos de los chicos que abandonan antes que finalice el período escolar, lo hacen en el primer año. Mientras que los demás, dejan luego de no ser promovidos.

Históricamente el “filtro” del nivel secundario fue tercer año, señala el informe al que accedió “Río Negro”. Una vez superado se podía suponer que el alumno concluiría el secundario, agrega. Pero este “filtro” podría estar corriéndose en Neuquén, por la situación de exclusión que vive una amplia franja de la población.

A modo de reflexión los profesionales que hicieron el informe se preguntaron: “¿Es posible que con el ingreso de los grupos sociales tradicionalmente excluidos del nivel medio, este “filtro se haya trasladado al segundo año de estudio?”.


Comentarios


Más de 2.000 jóvenes repitientes no volverán a clase