Más de 3.000 chicos sin clases por problemas en escuelas neuquinas

Los directores se quejan porque no pueden dar garantías y no escuchan sus reclamos. Los vocales gremiales del CPE tienen una radiografía de colegios donde hay riesgos.

NEUQUEN (AN)- En la escuela 309 hay una cámara séptica sin tapa, por la cual podría pasar entero el cuerpito de un alumno de jardín. Los directivos han enviado notas, llamado por teléfono, un par de veces les respondieron, tomaron las medidas de la tapa, pero la trampa sigue allí, acechando. Al final, la directora tomó una decisión: todos los días, el automóvil de una docente se estaciona sobre la cámara séptica para evitar que alguien se caiga.

La situación, que parece disparatada, no es la única. Decenas de escuelas en toda la provincia tienen problemas de infraestructura, y actualmente hay más de 3.000 chicos sin clases sólo en esta capital, porque permitirles ingresar a los establecimientos sería un juego de ruleta rusa. Y en ese juego ya hubo un disparo, y una muerte. La de Silvia Roggetti.

También otros 3.000 chicos se encuentran sin clases, pero por otros motivos: el temporal que afecta el interior.

Los reclamos por la situación edilicia de las escuelas no son nuevos. Es raro el director que al menos una vez en su carrera no ha tenido que enviar una nota alertando sobre el peligro.

Pero el debate ha tomado otra dimensión desde que a Silvia se le incrustó un hierro en la cabeza, que le penetró ocho centímetros hasta tocarle el cerebro y causarle la muerte. Ahora todos prestan atención a esas notas que antes se perdían en los meandros burocráticos del Estado. También la Justicia está revisando ese recorrido. Busca responsables.

El gremio docente ATEN y los vocales del Consejo Provincial de Educación tienen elaborado un relevamiento de las escuelas con problemas. Y este diario recorrió muchas de ellas, para comprobar en el lugar cómo se están dictando clases en Neuquén.

En esa recorrida se encontró con otro caso difícil de explicar: el de la escuela 195. Desde una de sus aulas se puede ver el cielo, porque la construcción está cediendo. Y la caja de fusibles está al alcance de cualquiera, tanto que la «diversión» de las patotas es cortarle la luz al establecimiento cada vez que pasan por la vereda.

Los padres de los alumnos se autoconvocaron luego de la muerte de Silvia, y le preguntaron a la directora Zunilda Chávez si ella podía garantizar la seguridad para sus hijos.

«Yo no puedo dar garantías si hace un año venimos pidiendo que arreglen las cosas. Mandamos notas a todo el mundo pero no viene nadie», aclaró la directora. Si algo quedó claro después de la muerte de Roggetti es que resulta muy difícil rastrear las responsabilidades. Hasta los directores admiten que a veces no saben a quién pedir las cosas. «Por encima de nosotros están los que toman la decisión política de mantener las escuelas. Los edificios están abandonados, nosotros hablamos a Obras Públicas, a los distritos… tampoco tenemos muy claro a quién le tenemos que pedir las cosas», declaró Silvia Giglio, de la 309.

Y desde que el ministro de Gobierno, Jorge Gorosito, dijo que Silvia «se accidentó en una obra en construcción», algunos como su compañera Virginia Mulhall se preguntan: «¿ahora tenemos que afiliarnos a la UOCRA?».

Otra cosa que quedó en claro es que se construye mucho y se controla poco. Tanto en lo que hace a la calidad de los materiales como a la seguridad de las obras.

«En mi escuela los chicos no pueden salir todos juntos al recreo: no se puede habilitar el patio trasero porque es un peligro», dijo Zunilda Chávez.

Sonia Candia, del CPEM 49, también tiene motivos de queja. «Acá se está construyendo pero la empresa no tiene un medidor de obra. Entonces los cables pasan por adentro de la escuela y es un peligro. Exigimos que adopten medidas de seguridad».

Los reclamos, con distinta intensidad, se repiten por todo el territorio de la provincia. El relevamiento al que accedió este diario encontró 61 establecimientos donde el dictado de clases se parece mucho a sortear una peligrosa carrera de obstáculos.Estos son algunos ejemplos:

• Escuela 59 de Centenario: aunque tapan el pozo ciego que está en el patio, las filtraciones lo desmoronan. No tiene certificado de terminación de obra ni la habilitación para instalar el gas.

• Escuela 133 de Plaza Huincul: clases suspendidas por problemas de electricidad.

• Escuela 313 de San Martín de los Andes: clases suspendidas por problemas de electricidad que según el EPEN son de «alto riesgo».

• Escuela 63 de Cutral Co: sanitarios y cloacas rotas, por lo que las aguas servidas pasan por el techo a la planta baja. Por esto, el sistema eléctrico está humedecido.

• Escuela de música de Junín de los Andes: los bomberos informaron que hay alto riesgo, porque tiene una sola puerta y ventanas con rejas.

• EPET 13 de Chos Malal: se voló el techo de los talleres, único sector de un edificio inaugurado en 1995 en uso. El resto debe ser reparado por haber sido construido sin respetar normas de edificación vigentes, provocando movimientos de suelo con alto riesgo de derrumbe.

• Escuela 273 de El Chañar: se llueven los techos de seis aulas, pese a que hubo una refacción total hace menos de dos años.

• Escuela 114 de Zapala: cada vez que llueve se corta la luz y se producen cortocircuitos.

Hay 42 colegios en construcción en la provincia

NEUQUEN (AN).- El gobierno tiene en marcha obras en 42 escuelas de la provincia,

Según un informe de la subsecretaría de Obras y Servicios Públicos se están invirtiendo más de once millones de pesos en estas construcciones.

Las obras contratadas directamente por la provincia suman 23 y se llevan un presupuesto de 9.688.770 pesos.

Las delegadas son 19 obras e implican una inversión de 1.577.414 pesos.

Entre las obras delegadas 1.177.000 pesos están en manos de distintos municipios del interior de la provincia.

En la ciudad de Neuquén se construyen obras en colegios por un monto de 900.000 pesos, según señala el informe de la subsecretaría que depende de la cartera de Economía que está en manos del ministro Alfredo Pujante.

En todos los casos se trata de obras que se encuentran en construcción.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios