Más voces por una Justicia democrática

Rozanski: “Del cambio de la Justicia dependerá el cambio de la sociedad”.



#

El presidente del TOC 1 de La Plata bregó ante un auditorio atento por una renovación judicial con participación de la ciudadanía.(Foto: Alfredo Leiva )

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El reconocido juez de La Plata Carlos Rozanski se mostró confiado en que el debate abierto en torno en la renovación del Superior Tribunal de Justicia rionegrino avance hacia una verdadera democratización y un cambio profundo en el Poder Judicial. “La Justicia de siempre, con honrosas excepciones, fue profundamente conservadora y reaccionaria, y del cambio que se pueda lograr en este Poder del Estado va a depender el cambio de la sociedad”, sostuvo el presidente del Tribunal Oral Criminal Federal 1 de La Plata. Rozanski hizo parte de su carrera en la Tercera Circunscripción de Río Negro y encabezó los juicios por crímenes de la dictadura en el ámbito federal. Fue quien lideró el panel de expositores de la charla convocada por “Carta Abierta Bariloche” para consolidar el debate sobre la Democratización de la Justicia, que se realizó el viernes en la Biblioteca Sarmiento, a sala llena. A su par disertaron las legisladoras Beatriz Contreras (FG) y Silvia Horne (PJ) y la dirigente del Sitrajur y ex concejal Sandra Guerrero, quienes enriquecieron un análisis intenso y profundo sobre la crítica situación de la Justicia, nacional y provincial, y fundamentaron la necesidad de abrir a la participación ciudadana los procesos de renovación. Rozanski aseguró que “esa justicia fue la que acompañó todos los procesos dictatoriales de la Argentina” y coincidió con Horne en que “los lenguajes que utiliza no son casuales, son para que no se entienda y son parte de esa construcción autoritaria”. El magistrado repasó la historia reciente del país y consideró que el único obstáculo para la participación ciudadana hoy “es ideológico” y enfatizó que “la deuda más grande del terrorismo de Estado es la democratización del Poder Judicial”. Miembro fundador del Foro para la Justicia Democrática, Rozanski se declaró partidario del juicio por jurados porque “está más cerca de ver las cosas el ciudadano común que muchos jueces en ejercicio”. Horne criticó al Poder Judicial que “ha mantenido y conservado las modalidades y rituales que lo hacen infranqueable al hombre y la mujer común”, que “ha participado por acción y omisión de la dictadura” y que “salvo por algunos juicios que se llevaron adelante parcialmente, no se ha revisado”. La legisladora trabaja con Sitrajur en un proyecto de enmienda constitucional para “abrir el Consejo de la Magistratura a la participación de la gente”. Por su parte Guerrero advirtió que “tenemos falta de valores democráticos hacia adentro del Poder Judicial y en las fuerzas de seguridad” y señaló la existencia de “desprecio de clase en el trato cotidiano, más allá de algunas sentencias horripilantes” observadas en 30 años como empleada judicial. “Tenemos un poder entregado a la corporación de los abogados”, dijo, y destacó la ausencia de toda instancia de revisión externa a esa corporación. Un resumen del sentir generalizado en el auditorio lo dio la Anita, una ordenanza de la Tercera Circunscripción, quien reclamó “ética, en todo el sentido de la palabra” para la administración de justicia y planteó su indignación por “la dependencia que tiene el Poder Judicial del sistema político corrupto”. La mujer manifestó profundo aprecio por Rozanski y pidió que “por favor se termine con la corrupción en Río Negro”.


Comentarios


Más voces por una Justicia democrática