Mascotas y pirotecnia no son compatibles

Muchas ciudades de Neuquén y RíoNegro se han sumado a las Fiestas sin pirotecnia, pero su uso persiste en otras, como Roca. Las consecuencias para los animales y cómo los afecta.



La pirotecnia afecta negativamente a todos los animales, no sólo perros y gatos. También aves, caballos, y animales de granja. Todos padecen las consecuencias, y sólo algunos logran soportarlo.

Los bebés, los ancianos, las personas convalecientes, personas con capacidades diferentes e hipersensitividad sensorial, como es el caso de las personas con autismo, padecen las consecuencias con los estallidos de pólvora.

En cada estruendo, los animales sufren afectaciones en el tímpano, disminución parcial y/o total de la capacidad auditiva, desconcierto, aturdimiento, miedo, angustia, pérdida del sentido de la orientación, taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, pérdida de control, y hasta la misma muerte producida por un paro cardíaco.

Los juguetes ayudan a contener de alguna manera a los más pequeños.

También se pueden presentar otros signos como salivación, vocalizaciones intensas, micción o defecación, actividad aumentada, estado de alerta y trastornos gastrointestinales, entre otros.

Los perros son capaces de oír hasta los 60.000 hz (Hertz), mientras que los humanos no oyen nada a partir de 20.000 hz, lo cual solamente 1/3 de la capacidad de las personas.


El caso de los gatos es similar al de los perros. Al margen del miedo que pasan, su curiosidad hace que muchos resulten gravemente lesionados.

Con respecto a los caballos, su condición de animales herbívoros, hace que estén en constante estado de alerta por posibles depredadores. Su reacción ante los estruendosos ruidos de la pirotecnia genera señales de estrés y miedo, y, por consiguiente, intentan huir o escaparse.

A las aves, les causa taquicardia y muerte, además del abandono temporal o permanente del lugar donde se encuentran. Al huir de los sonidos, muchas aves no saben cómo regresar dejando sus crías desamparadas.

Lo que hay que tener en cuenta


* El oído de los animales considerablemente más sensible que el humano.
* Los petardos generan un nivel de ruido más alto que el de los disparos y que el de algunos aviones de reacción.
* Se estima que la quinta parte de desapariciones de animales domésticos se deben a sonidos muy fuertes, principalmente fuegos artificiales y tormentas.


Comentarios


Mascotas y pirotecnia no son compatibles