Mendoza: Funcionarios justificaron accionar en caso de niña muerta

Indicaron que no había denuncias concretas por maltrato sino por abandono y suciedad.

POLICIALES

Funcionarios de distintas áreas del gobierno mendocino justificaron hoy el accionar del Estado en el caso de la niña de 3 años que murió anoche, presuntamente por los golpes perpetrados por su padrastro, quien se encuentra detenido junto a la madre de la menor de edad.

Patricia Spoliansky, directora de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), sostuvo en una rueda de prensa que “revisará” el accionar de todos los que participaron de la causa.

“Es una familia que viene teniendo situaciones de estrategia de calle, por su tipo de trabajo”, teniendo en cuenta que el detenido, Jorge Gabriel Orellano, de 36 años, “es cuidacoches”, dijo.

En marzo de 2013 se contactó a la familia a raíz de la denuncia de “un ciudadano” en la Comisaría 3 de capital, donde daba cuentas que este hombre “estaba zamarreando” a la niña, “tirándole del cabello”, y es ahí donde “se toma este primer contacto y se articula con el OAL (Organo Administrativo Local), sostuvo la funcionaria.

En esa oportunidad se decide llevar a la niña con una tía, explicó Spoliansky, quien la tiene unos “cinco meses” hasta que en julio “manifiesta no poder tenerla más a esta chiquita y pide que sea reintegrada a su madre”.

Esa versión se contradice con lo manifestado por la propia tía de la menor de edad, Romina Sánchez, quien aseguró que ella sólo había acudido al organismo a pedir un colchón por las condiciones precarias en las que vivía, pero que sin embargo “vinieron a buscarla y se la dieron de nuevo a la mamá”.

Respecto a la denuncia que formuló otro cuidacoches la noche del 31 de diciembre, quien vio salir a la niña del gabinete de gas de su casa desnuda y llorando, el director del Organo Administrativo local, Fernando Herrera, señaló que “teníamos que elaborar los informes correspondientes sino el juez de Familia que intervenga no nos iba a aprobar la medida de excepción”.

La pareja compuesta por Orellano y Rita Rodríguez Ríos (24), fue detenida anoche en el domicilio que ocupaban en calle Entre Ríos de esta capital, luego de que el hombre acudiera a una clínica con la niña envuelta en una sábana y la abandonara mientras era asistida por los médicos.

Los funcionarios indicaron que no había denuncias concretas por maltrato sino por abandono y suciedad, y que la madre debía realizar un tratamiento de rehabilitación de adicciones.

“Los informes indicaban un avance favorable de la madre”, dijo Herrera.

Lo mismo había señalado esta mañana el jefe de la Policía de Mendoza, Juan Carlos Caleri, quien afirmó que no tenía “ningún tipo de antecedentes de denuncias por malos tratos”, aunque expresó que Orellano tiene “antecedentes por delitos contra la propiedad, por infracciones a la ley de estupefacientes, por armas de fuego” y “ha estado en la cárcel un mes el año pasado”.

Fuente: DyN.-


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios