MERCEDES MORAN: Entre el éxito profesional y la maternidad

Un rol diferente en la televisión para una protagonista de varios triunfos.

#

BUENOS AIRES (Télam).- La actriz Mercedes Morán, una de las protagonistas de "Amas de casa desesperadas", que se emite por Canal 13 los miércoles a las 23.30, consideró que no era necesario argentinizar la tira porque los conflictos que plantea son universales.

"Lo que les pasa a estas amas de casa es muy universal y el hecho de tratar de argentinizar esas situaciones puede atentar contra un guión que está perfectamente escrito", señaló Morán en charla con Télam.

En esa misma línea de razonamiento en defensa del valor de la historia narrada, la intérprete que en cine brilló en "La ciénaga" y en "La niña santa", ambas de Lucrecia Martel, apuntó que "inclusive la serie americana no está localizada y, de hecho, el famoso barrio Wisteria Lane es una metáfora".

La talentosa Morán, que en tevé protagonizó el éxito de "Gasoleros", representa en la serie a Lía Salgari, versión local de Lynette Scavo, que en los Estados Unidos fue personificada por la elogiada Felicity Hoffman.

Lía es la conflictuada madre de cuatro niños muy revoltosos, que está casada con Tomás Salgari (Carlos Santamaría), un ejecutivo que perderá su trabajo y deberá cambiar el rol casero con su mujer, que entonces volverá a ser ejecutiva en una importante empresa publicitaria.

Lía Salgari dejó su trabajo de directora de una empresa para dedicarse a la maternidad, tarea con la que no parece estar satisfecha.

-¿A pesar de tu experiencia, existió miedo o presión al encarar una serie tan exitosa?

-Si, siempre hay, porque la experiencia no te quita ese miedo, y menos en este caso. Es verdad que había una presión por el éxito de la serie en los Estados Unidos que exigía estar a la altura de la circunstancias ya que el nivel de la original es de mucha excelencia y muy exitoso. Existió esa presión, pero nos olvidamos un poco durante el trabajo

-¿No hubo presión con un lanzamiento tan fuerte en Miami?

-No porque el día de la firma en Miami fue una fiesta, empezábamos a compartir días de trabajo con todo el elenco, que no se han repetido tanto como habríamos querido por la manera de grabar. La pasamos muy bien, fue muy divertido en medio de esa presentación súper "maisntreem", estábamos en Miami, en un hotel divino, un playa espectacular. Fue un fin de semana de chicas muy bueno.

-¿En que momento apareció el miedo?

-Los días de más nervios fueron los primeros de las grabaciones, tenía que encontrarme con las situaciones, tener un recuerdo de lo que había visto. Intentar llevar a cabo el personaje sin que la idea que tenía de lo que había hecho la actriz estadounidense me jorobara en lo que yo podía haber imaginado.

-¿Viste la serie estadounidense?

-Sí la veía, me gusta mucho y me encanta.

-¿Como espectadora que personaje te gustaba?

-El que estoy haciendo, el de Lynette (que aquí se llama Lía).

-¿Ya te había tocado hacer un papel así?

-No, lo que me llamó la atención del personaje era hacer un rol que no había hecho, donde el vínculo de la maternidad para esta mujer es el gran tema. Lía ha sido una exitosa profesional que dejó su carrera por decisión propia para llevar a cabo el tema de la maternidad y no se siente tan exitosa en ese rol. Me pareció que ese era un conflicto para llevar a cabo además de la empatía que, como espectadora, yo tuve con el personaje.

-El director dice que el gran sustento de la tira es el involucramiento de ustedes con sus papeles.

-Es así. Estas cuatro mujeres como casi todos los personajes son los vínculos que establecen tanto con sus maridos como con sus hijos. Era muy importante tener esa química con el actor que hiciera de mi marido.

Si bien con Carlos Santamaría ya habíamos trabajo juntos y yo lo admiro mucho y me parece un actor estupendo, hasta no llevar a cabo el juego no sabíamos cuánto nos íbamos a divertir. Y se dio que con Carlos encontramos un química muy buena a partir del trabajo, no sólo entre nosotros, sino también con los chicos, ya que es todo un desafío trabajar con niños..


Comentarios


MERCEDES MORAN: Entre el éxito profesional y la maternidad