Muerte por accidente, la principal hipótesis policial

El jóven que apareció muerto habría escapado corriendo tras ser señalado como presunto instigador de un robo en La Lobería.

Bajada del Espigón

El cuerpo sin vida de un joven de 21 años, de apellido Ancatén, fue hallado por efectivos policiales en cercanías del acantilado camino a La Lobería. Anoche se realizaba la autopsia y las primeras hipótesis estaban relacionadas con un posible accidente. Aparentemente, en medio de la noche habría caido por la barranca que en esa zona tiene unos 30 metros de altura.

Se supone que habría corrido en la oscuridad al ser señalado como presunto instigador del intento de robo de una casilla rodante.

DeViedma pudo saber que dos propietarios fueron víctimas de hurtos, de acuerdo a denuncias presentadas en la subcomisaría de El Cóndor.

En la noche del lunes, uno de ellos se dirigía hacia La Lobería trasladando a un albañil en su vehículo por el Camino de la Costa.

A la altura de Playa Bonita, una bajada de acantilados, ubicada entre El Cóndor y Lobería, observaron en dirección contraria un Renault 18 transportando una casilla, que identificó como de su propiedad, estacionada en la ruta. Según los tripulantes había sufrido un desperfecto e intentaban engancharla hacia un segundo vehículo.

Al pedir explicaciones, dos de las personas que serían hermanos señalaron al tercero que los acompañaba como que los había contratado para trasladarla a Viedma. En el mismo instante, que se dieron vuelta para indicar al responsable del hecho, se percataron que la persona había desaparecido en media de la oscuridad.

La víctima del robo no pudo hacer la denuncia esa noche porque el único efectivo del destacamento La Lobería no cuenta con medios suficientes por lo que se presentó en la comisaría de El Cóndor donde tampoco fue posible radicarla.

A los dos días, la Policía del balneario recibió una denuncia de desaparición de persona. Una rastrillaje de la brigada canina siguió los rastros del desaparecido hasta el sitio donde la víctima del hurto dio cuenta de que le estaban llevando la casilla. Los rastros de la persona que apareció muerta terminan en el acantilado que en esa zona rondaría en una altura de unos 30 metros aproximadamente. Fue hallado ayer sin vida.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Muerte por accidente, la principal hipótesis policial