Presionado para que renuncie, Boris Johnson asegura que quiere «seguir adelante»

El primer ministro prometió "seguir adelante". Dentro del propio partido ha decrecido el apoyo.





El primer ministro británico, Boris Johnson, debilitado por la dimisión de una treintena de miembros de su gobierno en un contexto de crecientes escándalos, aseguró el miércoles que seguirá adelante en un cargo que cada vez más pende de un hilo.

En la sesión semanal de preguntas en el Parlamento, lanzó una caótica defensa de sus logros y de los problemas que quedan por resolver, como la acuciante crisis por el coste de la vida. «El trabajo de un primer ministro en circunstancias difíciles, cuando se ha recibido un mandato colosal, es seguir adelante y eso es lo que voy a hacer», afirmó.

Según la BBC, Sky News y otros medios, una delegación de ministros, incluidos pesos pesados como el flamante ministro de Finanzas, Nadhim Zahawi, fue a Downing Street a decirle a Johnson que debe dimitir.

Todo empezó cuando el martes por la tarde, los ministros de Salud, Sajid Javid, y Finanzas, Rishi Sunak, anunciaron casi al mismo tiempo sus dimisiones. Les siguieron otros 27 miembros del gobierno, de menor rango, en una incesante sangría el miércoles de secretarios de Estado.

Renuncias masivas e imagen negativa de Boris Johnson

Las renuncias de Javid y Sunak, dos pesos pesados del ejecutivo y el partido, tuvieron lugar horas después de que Johnson se disculpara por enésima vez, reconociendo que cometió un «error» al haber nombrado en un importante cargo parlamentario a Chris Pincher, responsable conservador que la semana pasada renunció acusado de tocamientos, en estado de ebriedad, a dos hombres, uno de ellos diputado.

Tras haber afirmado lo contrario, Downing Street reconoció el martes que el primer ministro fue informado en 2019 de anteriores acusaciones contra Pincher pero que las había «olvidado».

Los británicos esperan que el gobierno se comporte de manera «competente» y «seria», «es por esto que dimito», escribió Sunak. Por su parte, Javid consideró que los británicos necesitan «integridad de parte de su gobierno».

Según un sondeo realizado el miércoles por el gabinete Savanta ComRes, tres de cada cinco votantes conservadores consideran que Johnson no puede recuperar la confianza de la opinión pública y el 72% piensa que debería dimitir.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Presionado para que renuncie, Boris Johnson asegura que quiere «seguir adelante»