Confuso ataque dejó más dudas que certezas

Supuesto atentado le sirve a Maduro para un reforzar ataque a sus rivales. Hay 6 detenidos y prometió dura respuesta

06 ago 2018 - 00:00

Dos explosiones, siete heridos, seis capturados y la reivindicación de un supuesto grupo rebelde es lo que se conoce hasta ahora de los hechos del sábado que el presidente venezolano Nicolás Maduro denunció como un intento para asesinarlo, pero hay muchas dudas.

Lo concreto es que con su denuncia, Maduro logró el respaldo de los militares, se alista para responder con puño de hierro a lo que llama “intento de asesinato” del que asegura fue víctima. Y hace temer una ola represiva contra sus adversarios.

Lo que se sabe

El ministro de Interior, Néstor Reverol, confirmó ayer que el supuesto intento de “magnicidio” contra el jefe de Estado se ejecutó con dos drones controlados a distancia y cargados cada uno con un kilogramo de explosivo C4.

Uno de los drones, dijo el funcionario, se acercó a la tarima en la que el presidente terminaba un discurso por el 81 aniversario de la Guardia Nacional militar, pero fue desorientado con “equipos inhibidores de señales” y explotó fuera del perímetro planificado por los atacantes.

En la transmisión de la televisora estatal VTV se observa cuando un estruendo sorprende al mandatario, a su esposa Cilia Flores y a los funcionarios que lo acompañaban, quienes miran hacia arriba. Luego una toma aérea muestra cómo los militares rompen filas y corren . Otro video muestra a los escoltas de Maduro cubriéndolo con escudos antibalas. (Ver foto arriba)

-Lo que no se sabe -

Se desconoce quiénes son los detenidos por las explosiones.

El fiscal general, Tarek William Saab, de línea oficialista, dijo que hoy revelarán identidades.

Maduro responsabilizó del ataque a la “ultraderecha” y al presidente colombiano, Juan Manuel Santos. Dijo que los “financió EE.UU”. La cancillería colombiana calificó de “absurdos” los señalamientos.

Para sumar más consufión, un supuesto grupo rebelde, Movimiento Nacional Soldados de Franelas, se atribuyó el ataque.

El politólogo Luis Salamanca dijo que “nadie sabe exactamente” lo que pasó.

La oposición teme
una ola de represión
La advertencia de Maduro de que responderá al ataque en su contra generó temores por una ofensiva contra opositores, en un país donde se denuncia que hay unos 248 “presos políticos”.
“Nos preocupa que los hechos que aún no han sido aclarados, se constituyan en una excusa para desatar una ola represiva en contra de quienes adversamos al gobierno”, reseñó en un comunicado Avanzada Progresista.
El manejo que el gobierno le ha dado al caso es un “intento de criminalizar a quienes se oponen, profundizará la represión”, denunció el opositor Frente Amplio.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.