Comenzó la reubicación en la meseta de las familias que acordaron salir de las tomas

Varias familias ya están viviendo en la zona de reubicación, con infraestructura de luz y agua. Es en el denominado lote 34, detrás del Complejo Ambiental Neuquén (CAN)





Comenzó el traslado y asentamiento de familias reubicadas en el lote 34, el lugar destinado por la comuna para las familias que acordaron salir de las tomas de terrenos que se produjeron en el inicio de la actual gestión, en enero 2020.

«Empezamos a trabajar en la desocupación del distrito VI, es el final de un largo trabajo con los referentes válidos, con desocupación voluntaria y consensuada con quienes firmamos los acuerdos», dijo el titular del IMUH, Marco Zapata.

Se trata del sector cercano a una empresa de verificación técnica de automóviles, sobre la autovía. Allí se firmaron unos 200 acuerdos y 100 de las familias de ése sector, iniciaron el traslado.

«Había algunas personas que ya no estaban en el lugar pero hacían ocupación real, con sus casillas cuidaban el lote, otros que no tenían dónde vivir y habitaban el lugar. En este tiempo de acuerdos comunes, algunas familias también fueron reubicadas en el distrito VII», sostuvo.

El distrito VI le pertenece al foro de la meseta. Según el IMUH quedarán aún 3 semanas más de trabajo continuo con un accionar conjunto en el que no sólo interviene el municipio, sino también el ministerio de desarrollo social y el de seguridad.

Se busca evitar que los sectores desocupados, vuelvan a ser usurpados y a su vez que las familias que iniciaron el traslado al lote que ofrecido, puedan trasladar sus construcciones precarias sin inconvenientes.

El lote 34, que tiene varias hectáreas de extensión, cuenta con servicio de red de agua y provisión eléctrica regularizada. Contiguo a ese espacio, ganado detrás del CAN, se encuentra la toma que creció al norte de Nueva Esperanza, unas 130 familias en el sector denominado toma «El Mirador» (cerca de la planta del EPAS) que tienen luz en forma precaria y se proveen de agua por una red de mangueras que surcan de lote a lote.

Según el IMUH -que tiene a su cargo la regularización de todos los asentamientos de la ciudad sobre terrenos municipales- ese sector contará en un tiempo más con red eléctrica y regularización dominial.

«Vamos a comenzar a dar una mano técnica en el lugar para que puedan mejorar el lugar donde viven, estamos contratando un estudio de impacto ambiental y con la ampliación del ejido que se autorizó, estamos abordando el sector con tierras cedidas al IMUH; esperamos el traspaso dominial para seguir adelante. Estamos trabajando para poder garantizar en el corto plazo también, que tengan los servicios regularizados», sostuvo Zapata.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Comenzó la reubicación en la meseta de las familias que acordaron salir de las tomas