Neuquén actualizó los montos de contratación directa y licitaciones en la ciudad

La ciudad actualizó los valores máximos para la contratación directa de obras públicas y los parámetros de ordenamiento licitatorio. También los topes de compras e insumos para agilizar mecanismos internos y minimizar el impacto de la inflación, se argumentó.

La municipalidad de Neuquén actualizó los valores máximos para las contrataciones directas de materiales e insumos y los montos autorizados para las licitaciones de obras en la capital. El intendente Mariano Gaido podrá contratar obras sin licitación hasta 120 millones de pesos mientras que la ciudad podrá hacer compras directas de hasta 4 millones en insumos, materiales y requerimientos de funcionamiento del municipio.

La novedad surgió de la publicación de las ordenanzas sancionadas en noviembre y diciembre y la comunicación sobre algunos de los decretos firmados después del 7 de diciembre.

Según se estipuló, la municipalidad de Neuquén deberá llamar a licitación pública de una obra cuando el presupuesto del trabajo supere los 480 millones de pesos. Si la ejecución es hasta ese valor o menor, podrá hacerlo por el mecanismo de licitación privada.

El decreto 49/24 autorizó que la modalidad de compulsa de trabajos hasta 240 millones de pesos se haga por concursos de precios, mientras que las contrataciones directas de obras de infraestructura y servicios fueron autorizados hasta un monto de 120 millones de pesos, para este año.

La autorización para adquisiciones de insumos y materiales triplicó los valores autorizados hasta el verano pasado. Las compras requerirán de una licitación pública si los materiales presupuestados superan los 78 millones de pesos, mientras que en 2023 el tope máximo era de 24 millones. Los concursos de precios (convocatoria a proveedores del rubro para que compulsen, sin el llamado licitatorio) se autorizaron hasta 20 millones de pesos, cuando en 2023 era de hasta 6 millones.

El Ejecutivo estableció los valores de la contratación directa de un servicio o materiales en hasta 4 millones de pesos, mientras que el año pasado el parámetro fue de 1.200.000 pesos.

Entre los argumentos se fijó la existencia del desfase de los últimos topes autorizados en 2023 en función del aumento de precios de los insumos y los mayores costos de la contratación de personal. Se recordó que si bien la licitación pública es la herramienta principal, se planteó que no es la única, en tanto se indicó que para obras de menor complejidad y cuantía se podrá autorizar la contratación directa o las otras modalidades.

Se indicó que si bien la contratación o licitación en la provincia marca los parámetros para el resto de las jurisdicciones, la autonomía municipal permitía establecer los propios criterios de topes. En el decreto con los nuevos topes se planteó que los parámetros establecidos permitirán «dinamizar los circuitos y etapas del sistema de contrataciones, a fin de minimizar el impacto negativo de la inflación» con el uso de los diferentes mecanismos actualizados de compras y contrataciones de obras.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios