Museo del Agua, desde 1979 hace hincapié en el recurso natural

Aborda la toma de conciencia sobre la preservación de la reserva acuífera.



#

El museo fue inaugurado en 1979 por el ingeniero Osvaldo Casamiquela.

VIEDMA (AV).- Para llegar al museo se debe acceder por una puerta que está al costado del ingreso a la Biblioteca Popular Bartolomé Mitre. Antiguos peldaños de una amplia escalera conducen hasta la gran sala de la construcción salesiana que alberga parte del tesoro histórico que marca y define ese acervo cultural rionegrino.

Emplazado en la “manzana histórica” de Viedma, el Museo Tecnológico del Agua y del Suelo constituye un claro ejemplo del pasado, el presente y el futuro de Río Negro.

Fue fundado en 1979 por el ingeniero agrónomo Osvaldo Casamiquela, quien a través de sus viajes por el mundo, cargó con la idea de crear en este lugar un espacio a la manera de aquellos que vio en otras tierras.

Como incansable investigador y experto en conducción de intendencias de riego que era, Casamiquela lo armó como para dar un pantallazo al visitante, sea extranjero o vecino de Viedma, sobre la importancia de un recurso tan común como fundamental para la vida: el agua.

El museo aborda la problemática que supone la toma de conciencia sobre la preservación y empleo eficiente de las reservas acuíferas con las que cuenta el territorio.

Desde sus inicios, la vida en esta zona estuvo marcada por la relación particular con los recursos hídricos con los que contaba.

Según se puede apreciar aquí los primeros pobladores de Viedma realizaron su primera siembra en 1779, aprovechando la inundación que se generaba en ciertas partes en donde el río desbordaba para recoger los frutos en el verano de 1779-1780. Siguiendo este primer ejemplo, los que habitaron más tarde el territorio y el resto de lo que sería más tarde la provincia, no dejaron de trabajar por el aprovechamiento de las posibilidades de un recurso tan abundante.

Si bien el museo está hoy en actividad tuvo sus períodos de descanso. Por esta razón, a fines del 2003 la familia Casamiquela entregó el museo en comodato al Departamento Provincial de Aguas.

Sus refacciones y reorganización se iniciaron en agosto del 2004, bajo la supervisión de la museóloga Iratí Valle. En setiembre del año pasado fue reabierto y sólo en los primeros días de este mes ha recibido 218 visitas.

Un recorrido por el museo introduce en su propia historia, en el sistema solar a través de una maqueta, en el río Negro y su fauna. Además cuenta con distintos tipos de relevamientos cartográficos del río; así como con elementos como teodolitos y niveles. El recorrido plantea un viaje desde los comienzos del universo hasta el presente.

Un segundo sector contempla una muestra temática sobre el agua desde su composición físico-química, contaminación, los modos de obtención y la potabilización. Se aborda también el suelo con los problemas de desertificación y salinización. El recorrido finaliza en una revisión a los tipos de riego, la historia del riego en la provincia y los proyectos para el futuro.

También posee una biblioteca con los libros que pertenecieron a Casamiquela y otros ingenieros que estuvieron vinculados a esta actividad, una mapoteca y un archivo fotográfico y documental.


Comentarios


Museo del Agua, desde 1979 hace hincapié en el recurso natural