Nación sí incluyó a la ruta 23 en su presupuesto, pero nada para la 22

Es menor el monto asignado para obras públicas en Río Negro durante el 2007. De todos modos, es posible que se asignen partidas de fondos fiduciarios.

Lo más visto



#

La ruta 22 es considerada prioritaria en la región y su reparación fue prometida varias veces, aunque en el presupuesto brilla por su ausencia.

VIEDMA (AV).- El presupuesto nacional de 2007 para Río Negro tiene una caída en la inversión en la obra pública, con un fuerte aumento en las transferencias para proyectos de investigación “espacial” y atómica.

Las obras que Vialidad Nacional contempla financiar el año próximo es inferior al presupuesto que ese organismo tiene en el presente ejercicio. La disminución supera los 14 millones de pesos.

Existen varios tramos para la pavimentación de la ruta 23, con tareas previstas en más de 400 kilómetros y 27 millones. En cambio, la ruta 22 sólo figura con un simbólico aporte de 76 mil pesos.

Según la iniciativa remitida al Congreso, el Estado Nacional asigna para el año próximo un monto de 1.137 millones para Río Negro, que equivalen a los sueldos de sus empleados, jubilaciones, transferencias y obras públicas. Ese total sube un 13,7 por ciento en comparación con igual asignación del 2006. El crecimiento medio de las provincias es del 14,7 por ciento. Por caso, las partidas para Neuquén crecen en un 17,6 por ciento.

En un análisis propio, la diputada radical Cinthya Hernández, advirtió que la inversión pública con recursos nacionales en Río Negro “creció en valores nominales, pero cayó en la participación entre las provincias”, pasando del 2,8 por ciento en el 2003 a los 2,5 por ciento para el 2007.

La inversión pública de la Nación se divide -básicamente- en las transferencias para “gastos de capital” que se envían a las provincias para esas obras, como el Fonavi. La segunda herramienta es la inversión real que ejecutan los propios organismos nacionales. Esa asignación para el 2007 ronda los 165 millones. Ese monto proyecta un crecimiento de casi 47 millones en comparación al 2006.

Las razones centrales del aumento se explican en las partidas para proyectos “espaciales”, con una suba de 61 millones.

Perdieron fondos los proyectos de obras públicas. La partida de Vialidad llega a más de 66 millones, cayendo en 14 millones sobre la disponibilidad de este año. Los proyectos del ministerio de Planificación -que conforman especialmente los de Vialidad- replican esa reducción vial.

El caso más evidente y preocupante se corresponde con la ruta 22, que prevé una partida simbólica de 76 mil pesos. Se repite la inclusión del tramo Chichinales y Neuquén, que el presupuesto 2006 fijó con casi 4,4 millones de pesos. La existencia del código presupuestario posibilita la posterior incorporación de fondos pero, por ahora, esa obra tan prometida casi no tiene recursos.

La mayoría de los recursos de Vialidad y Planificación están destinados a la pavimentación de la ruta 23, con más de 27 millones. La previsión contempla 10 tramos, con un total de diferentes extensiones en más de 400 kilómetros, entre Valcheta y Ramos Mejía, y entre Sierra Colorada y Pilcaniyeu.

Hay una previsión de 11 millones para el Corredor de los Lagos y figuran varios contratos para el mantenimiento de rutas nacionales por más de 20,5 millones.

Por otra parte, el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento contempla un monto para Río Negro inferior al 2006. Sólo se prevé casi 2 millones para la construcción del acueducto de Villa Regina. No hay registros de partidas para el siempre repetido compromiso nacional del acueducto turístico-ganadero del Valle Inferior.

Por fuera del presupuesto, el gobierno nacional dispone de los instrumentos para inyectar más recursos a través de los Fondos Fiduciarios o de la facultad del Jefe de Gabinete. De ahí en más depende de decisiones políticas.


Comentarios


Nación sí incluyó a la ruta 23 en su presupuesto, pero nada para la 22