Negociaban anoche para evitar un corte de puentes

Hasta Sobisch intervino para frenar el conflicto de Zanon



NEUQUEN (AN).- Las más altas esferas del gobierno neuquino intentaban anoche frenar el corte de los puentes entre esta ciudad y Cipolletti que el gremio de los ceramistas decidió ayer a la tarde luego de que -una y otra vez- fracasaran las gestiones para llegar a un acuerdo con la empresa cerámica Zanon.

La medida se concretaría desde hoy a partir de las 7.30, de acuerdo a lo que decidieron los ceramistas ayer a la tarde en una asamblea.

Desde Buenos Aires, donde tiene sus oficinas, la firma cerró toda posibilidad de una salida: Zanon no acepta modificar el punto que estipula una productividad de 600.000 metros cuadrados de cerámicos mensuales. Y reclama que esa cantidad sea el mínimo para reabrir la fábrica. El gremio pretende que la producción sea "al máximo posible" en períodos normales de trabajo sin poner esa cifra como base.

El conflicto entre Zanon y los empleados cumplió 32 días y llegó luego de que la empresa dejara de pagar los sueldos de marzo a sus 400 empleados.

El gobierno neuquino, desde la semana pasada, está ofreciendo los 450.000 que hacen falta para el pago de los jornales y a cambio pide 500.000 metros cuadrados de producción de cerámico. No obstante, no hay acuerdo porque la empresa quiere que en el convenio se fije una producción de 600.000 metros cuadrados.

Ayer, las más altas autoridades la provincia hablaron con los directivos de la firma ante la amenaza de un corte de los puentes. El propio gobernador Jorge Sobisch tuvo contacto con la cúpula de la cerámica y lo mismo hizo el ministro de Hacienda Alfredo Pujante.

La inflexible posición de Zanon irritó a los empleados e incluso al gobierno que, por todos los medios, intentaba una solución anoche en un encuentro con los dirigentes gremiales.

"Ellos (por la empresa) no ponen un peso para pagarnos los sueldos y encima establecen las condiciones", se quejó el secretario general de los ceramistas Raúl Godoy.

Ayer a la mañana, los ceramistas volvieron a adueñarse ayer del microcentro neuquino mientras esperaban los resultados de una reunión en la subsecretaría de Trabajo. La empresa participó del encuentro en forma virtual: vía telefónica y por fax. A las 7.30 los empleados arribaron al centro e interrumpieron el tránsito por la avenida Olascoaga, desde el monumento a la Madre hasta la calle Mitre.

Los trabajadores del turno mañana mantuvieron la medida hasta las 13, cuando se trasladaron a una asamblea en la planta, a unos 8 kilómetros de la ciudad.

El cónclave, del que participaron los tres turnos, resolvió por unanimidad el corte de los puentes para hoy desde las 7.,30, según el horario que estimaron.

"Aguantamos bastante", dijo el secretario general de los ceramistas cuando informó sobre la profundización de las medidas de fuerza. La decisión fue el resultado de la demora por parte de Zanon para aceptar el convenio modificado o realizar la contrapropuesta.

Godoy consideró que la empresa "nos está chantajeando" al pretender que se acepte un convenio "en el que ponen condiciones cuando todavía no nos pagan".

Pasadas las 15 de ayer, los trabajadores de la cerámica interrumpieron el paso por la ruta provincial 7 que une esta capital con Centenario, y extendieron esa medida hasta las 19. Media hora después la conducción gremial tuvo un encuentro con las cúpula sindical de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) -que colabora con el plan de lucha- en pos de ajustar los detalles para el corte del puente carretero.

Los estatales rechazaron todo intento de gerenciamiento del ISSN

NEUQUEN (AN).- Los gremios nucleados en la CTA convocaron a los empleados estatales al paro provincial de 24 horas en defensa del Instituto de Seguridad Social de Neuquén previsto para mañana. En rueda de prensa, los representantes sindicales denunciaron ayer el vaciamiento de la entidad y rechazaron cualquier intento de gerenciamiento o traspaso de la caja jubilatoria por parte del gobierno neuquino.

La convocatoria al paro de mañana en defensa del ISSN cuenta con la adhesión de los empleados estatales, judiciales, docentes, legislativos y municipales. Además, está prevista una movilización a las 11 que se trasladará hasta la Legislatura para conminar a los diputados a que modifiquen la Ley que establece el régimen de aportes por parte del Estado. A juicio de los delegados gremiales el 6% que aporta el empleador es insuficiente para cubrir los desequilibrios en las cuentas en materia previsional.

El ISSN tiene unos 145.000 afiliados, mantiene una deuda de 14 millones de pesos con los prestadores y su déficit previsional ronda el millón de pesos por mes. El viernes pasado la actual administración de la entidad, que preside Gerardo Hettinger, puso en marcha un cronograma de pagos que prevé cancelar las prestaciones de enero, febrero y el 50% de marzo antes del 10 de junio.

Los representantes sindicales de ATE, ATEN, Sejun, Anel, de los consejeros gremiales y por los jubilados salieron en bloque a cuestionar el manejo administrativo de la institución por parte del gobierno y calificaron la situación presupuestaria como de "extrema gravedad". "Llegamos a esto porque la administración de los distintos gobiernos llevó al desfinanciamiento de la institución que ahora pone en riesgo la prestación de miles de afiliados", dijo el titular de ATE, Julio Fuentes. Los delegados gremiales plantearon la necesidad de modificar la estructura de la conducción de la entidad en la que el gobierno tiene cinco representantes y los trabajadores cuatro.

El titular de ATEN, Orlando Balbo, se mostró a favor de que "el manejo de las políticas de seguridad previsional y de las prestaciones de salud esté en manos de los trabajadores". El consejero Horacio Fernández, reiteró que hay un desfinanciamiento de la caja de jubilaciones y acusó al Estado de eludir sus responsabilidades previsionales.


Comentarios


Negociaban anoche para evitar un corte de puentes