Negocian acuerdo en Corrientes

CORRIENTES.- Los policías autoacuartelados y funcionarios de Corrientes mantuvieron contactos en las últimas horas para lograr un acuerdo salarial que destrabe el conflicto, que lleva cuatro días.

Las negociaciones se profundizaron luego de que un juez correntino rechazó en la noche del jueves el amparo interpuesto para que los huelguistas no reciban sanciones.

Mientras, el jefe de la fuerza, comisario Rodolfo Fernández, ordenó el inicio de sumarios administrativos para los oficiales que se plegaron a la medida.

Fuentes ligadas al caso señalaron que una comisión integrada por policías en actividad, retirados y familiares se reunió anoche con el ministro secretario general de la Gobernación, Carlos Fagundez, en las inmediaciones del Comando de Patrullas, para buscar un acuerdo que normalice el servicio de seguridad.

Durante el encuentro se trazaron las primeras líneas de entendimiento respecto a las sanciones para los policías huelguistas y el pedido de mejora salarial que generó el conflicto, confiaron fuentes policiales. "En principio, se mantendría el aumento del mínimo a 1.100 anunciado el lunes por el gobernador Arturo Colombi con la liquidación de abril, pero el 10 de mayo los uniformados que perciban este monto recibirían un plus de 200 pesos, a fines del mayo llegarían a 1.400 pesos y en junio se alcanzarían los 1.500 pesos", dijo una fuente del sector.

También el informante dijo que durante la reunión se acordó sancionar sólo a los oficiales principales y comisarios y no a los cabos o escalafones más bajos que siguieron a sus superiores en el autoacuartelamiento. Sin embargo, esa posibilidad no fue confirmada oficialmente, porque desde la Casa Rosada provincial hay hermetismo respecto a las negociaciones.

Juana Gómez, familiar de policías que integra la comisión negociadora, aseguró que los uniformados continúan "autoacuartelados en un 100 por ciento". "Las medidas no se levantarán hasta que no se remueva a toda la cúpula policial", acotó. Gómez indicó que policías agremiados de Córdoba, Rosario y Santa Fe expresaron su solidaridad con los uniformados correntinos y viajarán para acompañarlos en la protesta, que tiene como epicentro el Comando de Patrullas de esta capital. Por su parte, el diputado provincial Armando Aquino Britos, que actúa como nexo en las negociaciones, dijo que "el debate salarial es legítimo pero la incorporación a la agenda de discusión de la remoción de la cúpula policial es inadmisible". (DyN)


Comentarios


Negocian acuerdo en Corrientes