Neuquén cierra el año con 49 homicidios

El 80% de los casos ocurrió enla capital.



#

La comisaría 18, ubicada en el oeste de la capital, es una de las que más trabajo tiene.

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- A pocos días de finalizar el 2013, los registros policiales y judiciales dan cuenta de que en este año 49 personas fueron asesinadas en la provincia y que el 80% de los casos sucedieron en la ciudad de Neuquén. Con esta cifra, la tasa de homicidios de la capital provincial trepó al 12 por 100.000, el doble de la media nacional alcanzada en 2012 que fue del 6 por 100.000.

“En Neuquén no sólo la tasa de homicidios está en ascenso sino que es un ascenso progresivo en los últimos años”, explicó uno de los fiscales de la nueva Fiscalía de Delitos Violentos contra las Personas, Maximiliano Breide Obeid.

Con los 49 asesinatos confirmados por el Superintendente de Investigaciones de la policía neuquina, Dalmiro Zavalla, el 2013 tiene un incremento del 14% con respecto a los 43 crímenes que hubo en 2012. Y un salto del 53% con respeto a los 32 casos registrados en 2010.

La tasa de homicidios es medida a nivel mundial por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a razón de crímenes por cada 100.000 habitantes. En ese esquema Argentina tuvo en 2012 una tasa de 6, mientras que Brasil con sus fabelas llegó a 22.

Con estos guarismos de víctimas fatales, la provincia alcanzará este año una tasa de 8,9, mientras que la ciudad capital se dispara al 12 por 100.000 si se toma como medida muchos más habitantes que los indicados en el Censo 2010. Zavalla destacó que “no estamos ante una situación generalizada de la ciudad sino que tenemos espacios que concentran una gran cantidad de crímenes, y que no tienen que ver con la mayor concentración de personas sino con la mayor concentración de gente del ambiente delictivo”.

Breide Obeid explicó que “hay focos de concentración de los crímenes, en la zona oeste, en Confluencia y en Villa Ceferino por ejemplo” y remarcó que “esto tiene que ver con el accionar las bandas de jóvenes” (ver aparte).

Mientras desde la policía y la justicia coinciden en que cerca del 95% de los crímenes ocurridos en el año fueron resueltos o están en ese proceso, también se enfatizó que “la mayoría de los homicidios no pueden ser prevenidos”.

En esa diferenciación, Breide Obeid explicó que “los crímenes de género, que este año hubo dos, se pueden tratar de prevenir con la señales de alerta que dan que, por ejemplo, son las denuncias de violencia y en eso queremos trabajar; pero los crímenes complejos esos que no son ni por robo, ni por violencia, son imposibles de prever”.


Comentarios


Neuquén cierra el año con 49 homicidios