Neuquén tiene su ley de Cine, pero ¿de qué va la cosa?

La norma contempla beneficios para realizadores locales, pero también para quienes produzcan en su territorio. Su importancia para una región que cuenta con dos escuelas de cine de las más importantes del país. Quedó para el año que viene su reglamentación.



“A los treinta días de noviembre de dos mil diecisiete la legislatura de la provincia de Neuquén aprobó la ley 3094 de ‘Fomento a la industria del cine en la provincia de Neuquén’”.

¿De qué hablamos? De una ley que pretende “fortalecer la producción cinematográfica y audiovisual local y regional, poner en valor la riqueza paisajística y la interculturalidad, y promocionar a la provincia como destino cinematográfico y audiovisual”, tal como dice en su primer artículo.

Con un presupuesto equivalente al que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) estipula como costo medio de un largometraje, la flamante Ley de Cine neuquina apunta a fomentar y estimular tanto producciones de realizadores locales como producciones foráneas a realizarse en la provincia.

El subsecretario de Cultura de Neuquén, Marcelo “Colonna, aseguró, en diálogo con “Río Negro”, que lo que estipula el texto legal “es importantísimo para la comunidad artística por lo que genera a nivel trabajo y más que la ley contempla un porcentaje importante de trabajadores que tienen que ser de la provincia. Después, cuando esa película empieza a viajar por el país y por el mundo genera la promoción turística de nuestras locaciones, como beneficio secundario”.

En el mismo sentido, Martín Ferrari Freire, el vicerrector de la sede Patagonia Norte de Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), señaló que “para la escuela y para todo el sector audiovisual de la provincia significa un logro grande, porque una ley de Cine viene a regular y apoyar lo que ya existe y lo que se está creando en la escuela. Es la posibilidad de que una ley provincial con fondos propios de la provincia acompañe a los proyectos audiovisuales y una ley que es complementaria a las políticas del Incaa. El realizador o productor no solamente puede aplicar en el Incaa sino que también puede aplicar en la provincia con su proyecto”.

Lo bueno y lo malo

Por su parte, Mario Tondato, realizador audiovisual local, aseguró que “es una muy buena noticia porque es una de las pocas provincias que tiene una ley de Cine. Otra cosa que estuvo buena es que nos consultaron a los realizadores. Las personas que tuvieron la iniciativa trajeron la ley de San Luis, le hicieron algunas modificaciones para adaptarla a la realidad local y después nos convocaron a los realizadores para que digamos nuestra opinión. Las opiniones que dimos la mayoría las aceptaron y las agregaron a la ley. Aunque infelizmente no agregaron la más importante que es que sea más dinero”.

Danilo Hernández, integrante de la Cooperativa Audiovisual La Coosa, por el contrario, sostuvo que la ley es incompleta ya que no contempla la proyección de las producciones.

“El boceto que vi era muy parecida a la de San Luis. El problema del cine regional es que no hay pantallas. Nosotros hacemos cine casi sin plata, pero después no se ve. Está buenísimo que haya plata para hacer cine, que haya incentivo, pero si no tenés dónde pasarla con que te quedas. Nosotros ahora presentamos una peli que directamente va a internet porque nos cansamos de esperar sala. Hay un solo cine en Neuquén y las salas de teatro están llenas”, argumenta Hernández.

La ley es un hecho. Sin embargo, para que comience a funcionar aún falta su reglamentación y conformar el Ente Cinematográfico del Neuquén (Encine), el organismo que hará regir la ley.

Colonna aseguro que desde la subsecretaría, que actúa como órgano de aplicación, se comenzará a trabajar el año que viene para reglamentarla, pero no arriesgó plazos.

“Estamos muy contentos con la ley, pensando en trabajarla a pleno en 2018, pero no puedo decir en que fecha vamos a tener terminada la reglamentación, ni cuando se pondrá en vigencia, pero si seguro que los primeros esfuerzos en el 2018 van a ser para reglamentar esta ley”, resume Colonna, y agregó que “es un trabajo importante en el cual vamos a estar asesorados por especialistas, porque la reglamentación es tan importante como la ley para que pueda sustentar su espíritu”.

“Es una de las
pocas provincias
que tiene una ley de Cine, pero mi objeción es que el presupuesto no va a alcanzar”.

Mario Tondato, realizador audiovisual.

El presupuesto

Los puntos principales

de la ley

Creael Encine (Ente Cinematográfico de Neuquén), que tiene como funciones:
Crear un registro público de producciones.
Fomentar la producción en la provincia.
Desarrollar, apoyar y difundir la producción local.
Atraer inversiones.
Garantizar participación equitativa de realizadores y productores audiovisuales.
Crear una plataforma digital para exhibir y promover las realizaciones audiovisuales.
Crear la cinemateca provincial.

El 80% del presupuesto será para proyectos de contenidos provinciales o regionales.

El 50% del presupuesto para proyectos para la promoción de la industria nacional.

El 30% del presupuesto para proyectos para la promoción de la industria internacional.

El 30% del presupuesto de la mano de obra local debe ser local.

El 30% del presupuesto del elenco tiene que ser local.

“Aunque falta su reglamentación, que puede convertirla en algo maravilloso o en algo inútil, esta ley representa una gran oportunidad”,

destaca Lara Decuzzi en su opinión sobre la ley de Cine de Neuquén.

Río Negro tiene presentado su proyecto de ley de Cine a la Comisión de Cultura de la Legislatura provincial, que se trabajará durante 2018.

Una posibilidad de seguir produciendo contenidos

En el complicado contexto de la industria audiovisual nacional , la aprobación de la Ley de Cine de la Provincia de Neuquén representa para los realizadores federales la concreta posibilidad de seguir produciendo contenidos.

Si bien todavía falta su reglamentación, lo que puede convertirla en algo maravilloso o en algo inútil, este primer paso representa una importantísima oportunidad para fortalecer las producciones regionales, a poco de finalizar un difícil año, tras un nuevo plan de fomento restrictivo y una subejecución del presupuesto del Incaa, por citar algunos sucesos.

Algo muy importante que propone esta ley, si consigue implementarse de manera saludable, es que los realizadores que filmen en Neuquén serán beneficiarios de un incentivo que reembolsa gastos invertidos en la provincia, medida que ninguna otra provincia ha conseguido implementar hasta el momento.

Por otro lado, Río Negro, ha presentado también su proyecto de Ley de Cine a la Comisión de Cultura de la Legislatura Rionegrina que se trabajará durante 2018.

De este modo, la región empieza a organizar sus políticas audiovisuales siguiendo el ejemplo de la región NEA, Córdoba, Santa Fe entre otras , que han fortalecido su sector audiovisual notablemente luego del lanzamiento de sus leyes provinciales.

*Productora audiovisual, docente de la Carrera de Cine en el IUPA y coordindora del Espacio Cine.Ar de Roca

Datos

“Es una de las
pocas provincias
que tiene una ley de Cine, pero mi objeción es que el presupuesto no va a alcanzar”.
10
millones de pesos con los que contará el Encine. La cifra es un promedio del que destina el Incaa para un largometraje.
“Aunque falta su reglamentación, que puede convertirla en algo maravilloso o en algo inútil, esta ley representa una gran oportunidad”,
Río Negro tiene presentado su proyecto de ley de Cine a la Comisión de Cultura de la Legislatura provincial, que se trabajará durante 2018.

Temas

Cine

Comentarios


Neuquén tiene su ley de Cine, pero ¿de qué va la cosa?