Nuestras iglesias no son religiosas en el sentido de
litúrgicas. La religión tiene que dar respuesta a la vida diaria,
sino se vuelve una carga”.

El gran número de iglesias modifican el mapa urbano de Neuquén

Boliches y cines se reconvirtieron en espacios de fe. Duplican a las escuelas públicas en la capital neuquina. En algunos barrios hay un templo cada 300 vecinos.

21 oct 2018 - 23:45

Te acordás cuándo nos juntábamos ahí? Me cambiaron la adolescencia”, dice una joven que apenas pisa los 30 años al pasar frente al edificio que supo ser el boliche Ticket. Ahora, el edificio gigante de la avenida Olascoaga dejó atrás los colores oscuros de la noche para dar paso a un gris y amarillo, como fondo de un cartel que, nunca mejor dicho, reza: “La Casa de las Naciones”.

Esta iglesia que tiene su sede en la calle Bahía Blanca se mudará, probablemente con su radio y los talleres que brinda, a un espacio que triplica la superficie actual. El cambio para quienes profesan su fe en este culto también impactará en la vida de los neuquinos, que llevarán al recuerdo y a las anécdotas sus noches de boliche.

También lo será para los vecinos ya que la música para bailar de la noche se silenciará y aparecerán los tonos evangélicos, que se escucha de día y temprano los fines de semana.

Te puede interesar Otro boliche de Neuquén se convirtió en una iglesia evangélica

Pero Ticket no fue el primer espacio de diversión en la ciudad que se transformó. El cambio inicial llegó de la mano de Aviva Argentina, que tomó el local donde las grandes estrellas de la cumbia hacían sus presentaciones y lo convirtió en un auditorio de la fe. Así, la gran M -que coronaba al boliche “Mega”- se reconvirtió en un nuevo letrero: “Multicenter Aviva”.

El presidente de la comisión vecinal del barrio Belgrano, Roberto Pozo, cuenta que el barrio vivió este cambio con agrado. Asegura que se acabaron las quejas por jóvenes que orinaban en las veredas durante las madrugadas o los ruidos molestos. Sin embargo, con voz de añoranza, reflexiona que los nuevos vecinos “no están integrados”.

Otros lugares tradicionales

La actualidad de los exboliches devenidos en iglesias tiene un precedente en la ciudad. Entre las paredes de los cines Belgrano y Quimey dejaron de resonar películas que hoy se consideran clásicas, como “El Rey León”, para que se elevaran las alabanzas. Este no fue el destino final para esos espacios, ya que el primero se convirtió en un estacionamiento y, el segundo, en locales comerciales.

Te puede interesar El peso político de movimientos evangélicos en Latinoamérica

Otra establecimiento religioso de grandes dimensiones, que cambiará el barrio en el que se emplaza, pertenece a la iglesia “Jesús es rey”, a la vera de la Ruta 22 y casi frente a la terminal de ómnibus (ver aparte). Pero, al margen de estos puntos de referencia en la ciudad, la presencia de espacios religiosos tiene su gran marca en los barrios.

De viviendas a estadios

Según el padrón municipal, en Neuquén hay 423 instituciones religiosas, más del doble que el número de escuelas. De acuerdo al Padrón de Establecimientos Educativos del ministerio de Educación de la provincia, en la capital neuquina, hay 119 establecimientos públicos para los niveles inicial, primario y medio.

El relevamiento religioso se hace de forma voluntaria ya que el registro formal depende de Nación, que tiene un convenio con la Provincia, explicó el director municipal de Culto, Norman Vera (ver aparte).

A pesar de ser el culto oficial de Argentina, la iglesia católica, con casi 50 establecimientos, es la segunda fe en cuanto a la cantidad de templos en la ciudad. La supera en más de seis veces la pentecostal, que también se presenta en mayoría cuando se hace el desglose por sector.

Te puede interesar Cada uno tiene su Dios en la Comarca Andina

La excepción la marcan algunos sectores, como el barrio Militar o Rincón de Emilio, cuya única iglesia es católica.

El barrio donde se emplazaron más cantidad de iglesias es Villa Ceferino. Con sus 44 establecimientos, tiene uno cada casi 300 vecinos. Este promedio se duplica en San Lorenzo, con 25 instituciones. En cuestión de números, siguen en el “ranking” los barrios Islas Malvinas y Confluencia, con una iglesia cada 450 y 500 pobladores.

A nivel general, hay 19 tipos diferentes de instituciones religiosas inscriptas en el padrón, aunque la mayoría tienen de una a tres iglesias en total. Entre las de un sólo establecimiento se cuentan religiones más difundidas, como el judaísmo, o algunas menos conocidas, como la evangélica coreana.

Un trámite exprés para inscribir
un establecimiento religioso
El Registro de Cultos reúne a todas las organizaciones religiosas del país, sin incluir a las que profesan la religión católica apostólica romana. Si bien depende de la Secretaría de Culto de la Nación, en la provincia el trámite es gestionado por la Dirección General de Religión y Culto.
La inscripción se realiza sin cargo y no necesita de patrocinio letrado. Quienes quieran anotar una institución deben acercarse a la oficina de Elordi 644 con la documentación correspondiente. En líneas generales, los requisitos no difieren demasiado de los que se necesitan para inscribir otro tipo de organizaciones.
El factor principal es la conformación de una comisión directiva que autorice a un representante legal o una máxima autoridad. Luego se deberán rellenar formularios, escribir el acta fundacional, las normas y la historia de la organización.
En cambio, quienes quieran conformar parte del padrón municipal deben acercarse de forma voluntaria para su inscripción. El objetivo del listado es mejorar la relación interinstitucional, colaborar en las tareas sociales, brindar asesoramiento y garantizar la libertad religiosa, explicó el director del área, Norman Vega.
En números
423
templos hay registrados
en el padrón municipal de cultos. Solo 50 pertenecen
al catolicismo.
44
iglesias tiene el barrio Villa Ceferino. Es el área con mayor número de establecimientos.
19
instituciones religiosas contempla el listado oficial. Algunos cultos cuentan con
un solo inmueble como la evangélica coreana.
En su mayoría son iglesias que pertenecen al credo pentecostal. Algunas comienzan en precarias viviendas familiares y luego se mudan a otros espacios.
Las instituciones evangélicas se financian con el aporte de los fieles
que asisten a esa congregación. El Estado sostiene al catolicismo.
El “Ruca Che de la fe” avanza a la vera de la Ruta 22
El gran número de iglesias modifican el mapa urbano de Neuquén

Uno de los templos religiosos con mayores dimensiones, que promete en breve abrir sus puertas en Neuquén, pertenece a la iglesia bautista “Jesús es Rey”. Si bien aún resta trabajo para que la obra llegue a su punto final, una gran cruz luminosa ya corona su techo. El enorme emprendimiento, de 8.000 metros cuadrados, no pasa desapercibido para quienes pasan a su lado en la Ruta 22 o descienden de los colectivos en la terminal de ómnibus (ETON).

Actualmente los obreros trabajan en el edificio donde se están haciendo terminaciones en el sector interno y en los trabajos de servicios que van bajo tierra. Sin embargo el plazo para finalizar el auditorio no se puede definir, detalló el pastor Hugo Márquez, porque el financiamiento surge del aporte de los fieles.

Una vez que la obra finalice, podrá albergar a 4.000 personas sentadas, apenas mil menos de las que entran en el Estadio Ruca Che del barrio San Lorenzo.

¿Por qué es necesario un espacio de tan grandes dimensiones?

Para Márquez es el reflejo de la “militancia” de quienes conforman su comunidad religiosa. “Nuestras iglesias no son religiosas en el sentido de litúrgicas. La religión tiene que dar respuesta a la vida diaria, sino se vuelve una carga”, explayó el pastor.

Parte del espacio será destinado a distintas actividades, que hoy también desarrollan en los barrios. Contención a personas con adicciones, consejería a matrimonios, alfabetización, acompañamiento a madres solteras son algunas de las acciones que se reflejarán en este “Ruca Che de la fe”.

Además, según se conoció, será un espacio de socialización para la congregación, que entre sus fieles tiene al diputado nacional David Schlerteh. En el proyecto se indicó que tendrá un café y un restaurante en el interior. Ese detalle le suma un plus para convertirse en una de las iglesias más importantes de la región.

Image
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.