Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

No era tan grande, aseguran los radicales



El entorno de Miguel Saiz reaccionó luego de varias acusaciones sobre el mal estado de las finanzas cuando dejaron de gobernar el municipio roquense.

En este sentido, la información sobre la deuda "heredada" que aportó a este diario un ex funcionario de Hacienda que asumió en diciembre de 1999 fue considerada errónea por los responsables de los números durante la gestión Saiz.

"No es cierto que dejamos un municipio con 5 millones de pesos en el pasivo. La deuda total era de 3.735,792 pesos, esa cifra estaba compuesta en buena parte por compromisos no devengados y deudas corrientes, y además nada se dice sobre los 25 millones de pesos de créditos que tenía la comuna en esa época", explicó ayer la ex titular de Hacienda, Marcia Guevara.

La contadora admitió que entre los créditos hay un alto porcentaje de deudas incobrables, pero aseguró que "de todas maneras las cuentas al cierre de nuestra gestión estaban totalmente equilibradas".

El detalle de compromisos pendientes entregado por Guevara evidencia que al 15 de noviembre de 1999 los empleados municipales eran los principales acreedores de la comuna, con 2.437.121 pesos. Sobre este punto, también se aclaró que la Bonificación Anual Estímulo (BAE) fue eliminada en la gestión Saiz y que al momento de finalizar el mandato existían 856.142 pesos en el pasivo correspondientes a la BAE 1998, pero se trataba de una deuda sin devengar.

El resto de los compromisos: proveedores (945.651 pesos), servicios (154.125 pesos), convenios judiciales y otros a vencer (151.557 pesos) y resoluciones (47.337 pesos).

Otro aspecto detallado por Guevara fue que llegaron al final de la gestión con 2.479.204 pesos de acreencia sobre el Estado provincial, de los cuales 1.186.231 pesos correspondían a coparticipación neta no pagada en tiempo y forma.


Comentarios


No era tan grande, aseguran los radicales