«No es sano que se use al bloque para presionar»

Russo opinó luego de ser ratificado por unanimidad. Admitió que hubo diferencias con los petroleros.





NEUQUÉN (AN).- El presidente del bloque del oficialismo en la Legislatura, José Russo, admitió que renunció al cargo por el planteo de los petroleros. Obligó así a que sus pares le ratificaran el respaldo, pero luego de eso, le bajó el tono al conflicto y ahora busca terminar el semestre con las aguas calmas. Dijo que «las diferencias no fueron de criterio, sino de oportunidad» y defendió la discusión como herramienta legislativa, pero advirtió que si una mayoría toma una decisión, después «deben respetarse los códigos».

En las últimas dos semanas hubo cruces entre los tres diputados del sindicato del petróleo, Carlos Pacheco, Juan Gómez y Omar Lorenzo, con su par Rolando Figueroa, porque no los apoyó para archivar un proyecto de ley que plantea prohibir la minería.

Luego, las críticas se trasladaron a Russo, como presidente de bloque, y derivó en la ruptura, cuando los tres disidentes votaron junto a la oposición en favor de tratar sin discusión en comisión un pedido de informes al ministerio de Desarrollo Social por las supuestas irregularidades detectadas en el último año y medio.

«El bloque había decidido dos horas antes una posición y estrategia con respecto a estos temas. Como hacemos siempre: se acuerda y luego vamos. Pero no se había discutido esta diferencia en la reunión de bloque y nos tomó por sorpresa. Luego, en la reunión habitual del bloque se resolvió el diferendo», dijo respecto del cruce en el recinto.

Russo minimizó los dos argumentos con los que los petroleros justificaron su desplante. Consultado por un tercero, lo desmintió.

-¿Los petroleros pidieron el ministerio de Desarrollo Social?

-«Nunca fue planteado, no debería por qué ser planteado. Es una decisión del gobernador. No es bueno ni sano que se utilice al bloque como instrumento de presión y no fue así en ningún momento. Por supuesto que en este caso, con los procesos electorales, hay un mayor nivel de conflictividad en todo el funcionamiento legislativo. Es entendible y previsible. Eso genera distintas opiniones, y cada uno maneja sus expectativas donde corresponde, pero no es a través del bloque que se deben manejar».

El jefe de bloque interpretó que la discusión «es una herramienta» que «no debe significar ninguna fractura», pero aclaró que «cuando después de la discusión se llega a un acuerdo, hay que respetar los códigos de trabajo».

Ese también fue un mensaje al bloque, sobre todo teniendo en cuenta que por el conflicto con los petroleros, Russo renunció a la presidencia.

«La presidencia del bloque se consensúa. No hay jefaturas, somos todos iguales. Si alguien tiene alguna dificultad o cuestionamiento a la presidencia, lo que tiene que hacer la presidencia es dar un paso al costado y eso fue lo que hice», explicó. «Por unanimidad , incluyendo el voto de los petroleros, fueron reafirmadas las autoridades de bloque», agregó.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«No es sano que se use al bloque para presionar»