No salió la emergencia alimentaria en Viedma

La iniciativa impulsada por una parte del FpV, socialismo y RIO no reunió los votos necesarios en el CD para su aprobación. Fuertes quejas de sectores sociales.



#

Llamó la atención que los impulsores de la medida no la defendieran en el recinto.

El refuerzo de la asistencia en comestibles tendrá que esperar este fin de año para numerosas familias de humilde condición ya que el Concejo Deliberante de Viedma decidió postergar la ayuda inmediata al rechazar una declaración de emergencia alimentaria en la ciudad.

Mientras crecen los merenderos y comedores, las organizaciones sociales y agrupaciones políticas opositoras al gobierno municipal lanzaron un repudio generalizado. Una improvisada mayoría de concejales oficialistas y una parte del peronismo “pichettista” votó en contra del proyecto. El resultado quedó cinco a cuatro.

El expediente que fue desestimado permitía al Poder Ejecutivo municipal crear programas de asistencia necesarios para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria para la población vulnerable.

Los impulsores de la iniciativa, un sector del Frente para la Victoria, socialismo y partido RIO, pretendían además crear un registro de todos los comedores y merenderos, formales e informales que actualmente están en funcionamiento en todo el ejido de la ciudad, y generar un plan de asistencia.

Al momento de la votación el proyecto no fue defendido en el recinto y tampoco la oposición fundamentó el rechazo.

Luego de la tensa sesión donde estuvieron presentes las organizaciones sociales, Evelyn Roussiot (FpV) como una de las proponentes confirmó que la oposición no habló del rechazo luego de haber votado para que se trate sobre tablas, en tanto que Leandro Massaccesi (Cambiemos) se mostró extrañado porque el proyecto no fue defendido por los impulsores y además que “era un mal proyecto, con declaraciones de uso político en el articulado” ya que (el precandidato a gobernador Martín) “Soria mandó a sus concejales a hacer uso demagógico” del tema.

A criterio del edil oficialista, la Argentina “ya está en emergencia desde 2002 que se fue prorrogando año por año, y por otro lado “no hay vecino en estado de vulnerabilidad en que el municipio no actúe articulando con la Nación y la Provincia”.

Gabriela Quinteros, coordinadora del merendero “Maná”, calificó de “vergonzoso y humillante” el rechazo de los ediles sobre todo para “quienes padecemos el diario vivir de los vecinos que se acercan cada vez más por alimento”, y además cuestionó que “están ignorando una realidad”.

Puso como ejemplo que en San Antonio Oeste, se aprobó una ordenanza similar y “hay un sólo comedor” mientras “nosotros tenemos 14 merenderos y varios comedores sin contar con las iglesias”.

La dirigente barrial hizo responsables a quienes votaron en contra de que “aumente la delincuencia y la droga” y “si le negás comida a un pibe, el día de mañana será un resentido con la sociedad” sobre todo porque “el mejor comedor y el más digno es el de la casa”.

El partido Nuevo Encuentro afirmó que “con el hambre de los niños no se puede jugar y mucho menos por especulación política, es indigno el rol que están desempeñando” los concejales.

Por su parte, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)-Autónoma, y la Confederación General del Trabajo (CGT)-Zona Atlantica, también se sumaron al repudio contra los ediles que rechazaron el proyecto.

“Si le negás comida a un pibe, el día de mañana será un resentido con la sociedad, están ignorando una realidad”.

Gabriela Quinteros, coordinadora del merendero Maná

Una improvisada mayoría de concejales oficialistas y una parte del peronismo pichettista votó en contra del proyecto. El resultado fue 5 a 4.

Gentileza

Datos

“Si le negás comida a un pibe, el día de mañana será un resentido con la sociedad, están ignorando una realidad”.
Una improvisada mayoría de concejales oficialistas y una parte del peronismo pichettista votó en contra del proyecto. El resultado fue 5 a 4.

Comentarios


No salió la emergencia alimentaria en Viedma