No se cierra la investigación por el crimen de Bahamonde en El Bolsón

El Tribunal de Impugnación de Río Negro consideró que no se habían vencido los plazos para el fiscal Arrien. Tres jóvenes fueron sobreseídos bajo este argumento que dos jueces entendieron válido.





El fiscal de El Bolsón, Francisco Arrien, podrá seguir adelante con la investigación del homicidio de Edgardo Bahamonde, que ocurrió la madrugada del 24 de marzo del año pasado en esa localidad.

Los jueces del Tribunal de Impugnación de la provincia (TIP), Rita Custet Llambí, Miguel Ángel Cardella y Carlos Mussi revocaron la resolución que el juez de garantías Ricardo Calcagno había dictado a finales de octubre pasado, con el sobreseimiento de José Matías Angulo y los hermanos Nicolás y José Miranda.

Calcagno sobreseyó a los tres acusados por el crimen de Bahamonde porque entendió que al fiscal se le había vencido el plazo legal de 4 meses para completar la investigación.

Arrien impugnó esa decisión. Pero el juez Héctor Leguizamón Pondal confirmó el fallo de Calcagno y el sobreseimiento de los imputados por el vencimiento de los plazos procesales.

La fiscalía insistió ante el tribunal que admitió el recurso, dejó sin efecto la resolución de Calcagno y la confirmación de Leguizamón Pondal. Los jueces del TIP dieron su veredicto en forma oral a principios de este mes.

El nudo del conflicto está focalizado en los plazos legales que tienen los fiscales para hacer las investigaciones y las facultades que el Código Procesal Penal les otorga a los fiscales jefes.

El defensor oficial Marcos Cicciarelo había advertido, cuando presentó su recurso ante Calcagno, que al fiscal de El Bolsón se le había vencido el plazo de 4 meses para hacer la investigación del homicidio. Objetó además la prórroga que Arrien había pedido al fiscal jefe Martín Lozada porque lo había hecho tras el vencimiento del plazo legal.

Arrien informó que el tribunal había resuelto “que era correcto el planteo nuestro”. El argumento del fiscal es que los 4 meses no habían expirado si se contaban los días de suspensión de plazos (inhábiles) que dicta el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro (STJ).Sin embargo, la puja judicial no finalizó porque los defensores oficiales Cicciarelo y Marcos Miguel impugnaron ante el STJ.

El homicidio de Bahamonde ocurrió la madrugada del 24 de marzo pasado. Los imputados estaban en un bar cuando les avisaron que un grupo de jóvenes había dañado el vehículo en el que se movilizaban y salieron a la calle en busca de los autores.

Bahamonde estaba con dos jóvenes y los tres huyeron. Los hermanos Miranda y Angulo salieron en su persecución y atraparon a la víctima, que recibió una golpiza y 11 puñaladas. Uno de los puntazos llegó hasta el corazón y causó la muerte de la víctima, según la teoría del fiscal. Por eso, los imputó por el homicidio.

Los defensores oficiales plantearon ante el STJ que la decisión del tribunal es arbitraria porque carece de fundamentos legales y se apartaron del criterio que habían sostenido en fallos anteriores. Entienden que no respeta las pautas para el cómputo de plazo que ese mismo tribunal y el STJ establecieron desde la reforma procesal.

Eso genera una situación de injusticia contra nuestros defendidos, que advierten que ante situaciones iguales, ocurridas en otros casos, los imputados han corrido mejor suerte”, argumentaron en el recurso extraordinario.


Comentarios


Seguí Leyendo

No se cierra la investigación por el crimen de Bahamonde en El Bolsón