Objeciones a la ley provincial

La ley provincial de Salud Reproductiva establece que si un paciente al que se le practicó la vasectomía tuviera la intención de revertir la operación, el Estado tiene la obligación de otorgarle ese servicio en las instalaciones de un hospital público.

Este es uno de los puntos principales que el urólogo Carlos Sosa encontró criticables, ya que considera que el hospital, en este caso el "Francisco López Lima", no posee el equipamiento necesario para realizar estas intervenciones. Además señaló que "no es razonable que el hospital se ponga a enfrentar tal gasto, cuando tiene necesidades mucho más urgentes que cubrir".

El proceso de recanalización consiste en una microcirugía de alta complejidad cuyo costo aproximado ronda los 20.000 pesos, cifra que el Estado no podría solventar en la actualidad. Todo ello sumado al hecho de que esta intervención sólo cuenta con un 40 por ciento de posibilidades de devolver la fertilidad al hombre.

Por esta razón, siempre se trata explicarle al paciente, antes de someterse a la operación de vasectomía, que existe la posibilidad de que nunca pueda volver a concebir. De todos modos, según los profesionales que realizan el seguimiento de los casos, sólo se presentaron dos experiencias aisladas de reconversión de ligaduras de trompas, mientras que, por otro lado, todavía no se verificaron pedidos de reversión de vasectomías. (AR)

Nota asociada: En dos años sólo 10 rionegrinos aceptaron hacerse una vasectomía

Nota asociada: En dos años sólo 10 rionegrinos aceptaron hacerse una vasectomía


Comentarios


Objeciones a la ley provincial