Ola de violencia en los territorios palestinos

Al menos una persona murió en los disturbios y decenas resultaron heridas.

Jerusalén (dpa).- Nuevos y duros enfrentamientos entre manifestantes palestinos y soldados israelíes en Cisjordania y la Franja de Gaza dejaron ayer un joven muerto y decenas de heridos, en parte de gravedad.

Mientras tanto, el nuevo gobierno derechista de Israel realizó ayer el primer contacto con las autoridades palestinas, mediante un llamado telefónico del lider palestino Yasser Arafat al m primer Ministro Electo Ariel Sharon .

En tanto, preocupado por nuevo brote de violencia, Estados Unidos anunció ayer una gira de su secretario de Estado, Colin Powell para entrevistarse con los líderes de la región .

Según fuentes palestinas, un adolescente de 16 años fue alcanzado en el sur de Gaza por una bala recubierta de goma en la cabeza, que le causó la muerte.

Tras el tradicional rezo del mediodía, por la tarde comenzaron marchas de protesta contra la ocupación israelí y el primer ministro electo israelí, Ariel Sharon, en varias ciudades cisjordanas.

En Kalkilia, Cisjordania, un palestino de 23 años resultó herido grave por una bala en la cabeza. Las manifestaciones -entre otros en Hebrón y Ramallah- se convirtieron en poco tiempo en violentos choques contra el Ejército israelí.

Según fuentes palestinas, más de 7.000 personas se manifestaron por las principales calles de Ramallah. En la zona entre la ciudad palestina El Bireh, en las cercanías de Ramallah, y el asentamiento judío Psagot, al norte de Jerusalén, se registraron esta noche largos tiroteos entre palestinos armados y soldados israelíes, que sin embargo no dejaban heridos.

El líder de la organización al Fatah, Marwan Barghouti, señaló que la Intifada continuará y escalará “hasta que Israel se retire de territorios palestinos que ha estado ocupando durante más de tres décadas”.

“Mientras los líderes israelíes no cambien su mentalidad de seguir empleando la fuerza y ocupando a otra gente, la Intifada continuará para obligarlos a cambiar esa mentalidad”, afirmó.

Cientos de seguidores del movimiento islámico Hamas quemaron en la calle principal de Gaza una efigie de Ariel Sharon, e instaron a realizar más ataques contra Israel.

El líder de Hamas Abdel Aziz Ranteesi aseguró a la multitud congregada que el único lenguaje que Israel entiende es “el lenguaje de la fuerza”, y apuntó que “la resistencia armada y la Yihad (guerra santa)” son la única oportunidad de resistir a Israel.

En Gaza, 50 miembros de la Yihad Islámica que iban armados, enmascarados y envueltos en sudarios blancos quemaron banderas de Estados Unidos e Israel. Estos hombres estaban conmemorando el fallecimiento de uno de los miembros de su organización, muerto a manos de soldados israelíes la semana pasada cuando intentaba cruzar la frontera oriental entre Gaza e Israel cargado de más de un kilo de TNT, con el que pretendía perpetrar un atentado.

Ofrecimiento a Barak

El primer ministro israelí electo, Ariel Sharon, volvió a ofrecer al saliente Ehud Barak ser su ministro de Defensa, en tanto que los laboristas exigieron al líder derechista que se comprometa a no crear más colonias en los territorios palestinos como condición para su participación en un gobierno de unidad. Ambos líderes se reunieron durante dos horas en Jerusalén, en el primer contacto oficial luego de las elecciones del martes . Según informó la radio israelí, el primer ministro electo reiteró su oferta a Barak para que se incorpore a su gobierno como ministro de Defensa, propuesta que en principio fue rechazada, aunque el líder laborista no descartó formar un gobierno de coalición (EFE)

Tras el primer contacto entre Sharon y Arafat, EE. UU. intenta mediar

El líder palestino, Yasser Arafat, telefoneó ayer al primer ministro electo de Israel, Ariel Sharon, para expresarle su deseo de reanudar las negociaciones de paz, mientras continúan los enfrentamientos en Cisjordania y Gaza, que causaron un muerto y medio centenar de heridos.

A la propuesta de Arafat, Sharon, líder del partido de derechas Likud, contestó que “es necesario lograr una paz que dure generaciones y una seguridad absoluta” y recalcó que “ésta última es lo más importante para ambos pueblos y para la estabilidad de la zona”.

El líder derechista, que obtuvo una abrumadora mayoría en las elecciones a primer ministro del pasado martes, también manifestó a Arafat que establece “una diferencia entre los terroristas y quienes los apoyan, y los ciudadanos palestinos que desean trabajar para traer el sustento a sus familias”.

“Me alegrará hacer todas las mejoras necesarias para esos ciudadanos, pero para ello es necesario poner fin de manera absoluta a la violencia y una guerra de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) contra el terrorismo”, manifestó Sharon.

La conversación telefónica entre Arafat y Sharon se desarrolló en un buen tono y ambas partes expresaron una excelente disposición, según los observadores políticos. La periodista palestina Amina Ode dijo que “tal vez se trata de un nuevo Sharon”.

Por otra parte, ayer se informó que el nuevo secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, viajará a Cercano a fines de mes a Oriente y Europa, para evaluar el conflicto palestino- israelí y debatir sobre el planeado sistema estadounidense de defensa misilística con los aliados de la OTAN.

En el viaje de cinco días de duración, el jefe de la diplomacia estadounidense tiene previsto reunirse con el líder palestino, Yasser Arafat, el primer ministro israelí saliente, Ehud Barak, y el premier israelí electo, Ariel Sharon.

Powell tiene planeado partir el 23 de febrero hacia Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Israel, los territorios palestinos y llegar el 26 de febrero a Kuwait, cuando este pequeño país festeja el décimo aniversario de la liberación de la ocupación iraquí.


Comentarios


Ola de violencia en los territorios palestinos