El gobierno de Milei y las obras en Río Negro: ¿freno o lupa?

El gobierno rionegrino dice que no encuentra vías de diálogo con Nación. Hay parálisis y postergación de licitaciones, como la prevista para las rutas provinciales 6 y 8.

Un mes después de asumir, Javier Milei sigue siendo un enigma para la política tradicional.

“No queda claro cuál es la praxis. No se observa la manera de generar un vínculo, en el Congreso, pero también con las provincias, para ver de qué manera podemos aportar nuestra mirada y también la defensa de nuestros intereses”, planteó Alberto Weretilneck el jueves, durante el encuentro de los gobernadores patagónicos en Villa La Angostura.

Y ese juego fuera de los tableros habituales para dirigentes como el mandatario empieza a impactar en el resto de los ciudadanos.

La obra pública es uno de los ejemplos claros sobre esa ausencia de decodificación.

Ante la falta de comunicación y con ayuda del agitado escenario macroeconómico, la primera reacción es la parálisis.

Ni siquiera los proyectos con financiamiento internacional -que explícitamente Milei aclaró no iban a tener alteraciones- quedaron a resguardo.

Prueba de eso aparece en la web de Vialidad Rionegrina, donde el ya demorado plan para repavimentar las rutas provinciales 6 y 8 tuvo una postergación en la apertura de sobres prevista.

Ya no será este miércoles 17, como estaba previsto, sino que habrá que esperar hasta el 28 de febrero para saber cuántas empresas están interesadas en acondicionar dos caminos que siempre fueron estratégicos porque permitirían llegar desde el centro del país hasta Bariloche por territorio rionegrino, pero que ahora son muy relevantes porque sobre ellos transitará la abundante arena que necesita Vaca Muerta.

La web oficial de Compras del Estado rionegrino es otro reflejo de la postura estática en materia de obras. El 90% de los expedientes volcados a esa plataforma pertenecen a insumos para el Ipross y Salud.

Esa retracción es la que hace resaltar tanto a la licitación de fines de diciembre para construir una delegación de Ambiente en Fernández Oro. El presupuesto oficial era de 294,7 millones, se presentó una sola empresa -Novaurb SA, con domicilio fiscal en Ciudad de Buenos Aires- con una oferta de 383,3 millones, es decir el 30% más que la estimación del equipo de la secretaria, Dina Migani.

Todo muy llamativo dentro del escenario de crisis grave, con $ 30.000 millones de deuda y otras calamidades que el gobierno de Weretilneck presentó como herencia de la gestión anterior.

Ferraro y el tercio de las obras sin fondos garantizados

De todas maneras, la historia reciente de la obra pública ofrece datos llamativos como para nutrir enciclopedias. Por eso, tal vez lo que estemos presenciando no es un gobierno nacional decidido a frenar la obra pública, sino que está invirtiendo su tiempo en revisar convenios firmados por la gestión anterior con provincias y municipios.

Algo de eso deslizó el jueves el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, cuando mencionó en el Congreso que 2.500 de las 7.500 licitaciones aprobadas por la gestión de Alberto Fernández avanzaron sin tener los recursos garantizados.

Probablemente ante alguno de esos datos se enfrente la intendenta de Roca, María Emilia Soria, que aceleró gestiones esta semana para ser recibida en Buenos Aires, preocupada por diez proyectos que no avanzan con las transferencias comprometidas por Nación.

En la última audiencia pública por el Presupuesto de Roca se advirtió que el municipio sólo ejecutó el 34% de la obra pública prevista con recursos externos. Por lo tanto, es legítimo el reclamo al gobierno actual para que no frene envíos, pero sería honesto también contarles a los vecinos cuánto prometieron y no mandaron los “compañeros” que dejaron la Casa Rosada en diciembre.

Y sobre esas licitaciones de la gestión anterior, otro dato inquietante: desde Río Negro pusieron la lupa, para que lleguen los datos al despacho de Ferraro, en los números de la obra para reconstruir la rotonda y la travesía urbana de la Ruta 22 en Choele Choel.

El valor de $ 2.698.254.771 que tenía la obra en mayo de 2022 equivale a 11,7 millones de dólares con la cotización de ese momento y para referentes del nuevo oficialismo en la provincia, son datos que merecen una revisión exhaustiva, para saber si hay algo que no sabemos y es necesario “sincerar”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios