“Ordenar no es recaudar”



La Municipalidad de Neuquén ha implementado un sistema de estacionamiento inteligente (Sein) que tiene su fundamento orgánico en las ordenanzas 12037 y 12083. Como habitante de la ciudad y usuario del sistema he adquirido la tarjeta de estacionamiento inteligente, la cual es utilizada en forma asidua toda vez que debo dejar mi vehículo particular dentro del ejido en los horarios preestablecidos, dando cumplimiento a la normativa vigente al respecto. No es mi intención –y no creo que a nadie se le ocurra– obviar dejar asentado el estacionamiento en los lectores distribuidos a tal efecto, los cuales cobrarán la suma de cuatro pesos por cada hora detenido, y someterme a quedar en estado de infracción, sabiendo que se es pasible de una erogación de 64 pesos en concepto de multa por no ingresar al sistema. Entiendo perfectamente y he aceptado las reglas del estacionamiento medido del cual soy usuario, así como que el espíritu de la implementación de este servicio obedece a la necesidad de ordenar el tránsito de la ciudad. Pero cuando se está ante una situación de desprotección por la arbitraria conducta de quien debe velar por los intereses del municipio (ordenar el tránsito) y del ciudadano (cumplir las ordenanzas) es que se recurre para que el ciudadano no esté desprotegido ante el avasallamiento de quien debería velar por ellos. El reclamo en sí mismo obedece a la intolerancia manifiesta, desaprensión, indiferencia y móvil estrictamente recaudatorio que tienen los inspectores (empleados) del Sein al labrar las actas de infracción. La intolerancia ha sido manifiesta en dos casos en los últimos diez días, cuando fui multado en el momento en que estacioné mi vehículo y me dirigía a buscar un lector del sistema. Obviamente las infracciones fueron abonadas, ya que intentar hacer un descargo sólo conllevaría una dilatación innecesaria en el tiempo que traería aparejado un incremento de los costos, puesto que es de rigor rechazar los descargos expuestos. Es decir, no pretendo que se me reintegre el dinero erogado en una acción manifiestamente recaudatoria de la empresa Sein, pero sí agradeceré que se tomen los recaudos para verificar estas malintencionadas maniobras por parte de los empleados de dicha empresa en el labrado de actas sin tener el mínimo de contemplación de tiempo que se necesita para asentar el estacionamiento. Y valga esta premisa: ordenar no es recaudar. Juan Cristóbal Díaz Ortiz DNI 13.254.281 Neuquén

Juan Cristóbal Díaz Ortiz DNI 13.254.281 Neuquén


Comentarios


“Ordenar no es recaudar”