Otro femicidio y el mismo responsable



Una mujer fue asesinada el martes frente a la Catedral de Bariloche, a la salida de su trabajo, a plena luz del día y en medio de la temporada turística. La mató el varón que había sido su pareja con un arma de calibre 22 que él mismo fabricó. Un femicidio, otro en un país que hace años que sale a la calle a pedir, a exigir, “ni una menos”.

La afirmación de que el Estado es responsable muchas veces necesita bucear en las particularidades de cada caso, de cada asesinato de una mujer a manos de un varón que se cree con derecho a considerarla su propiedad, para encontrar múltiples anclajes en la realidad.

Mariano Cordi tiene 41 años, es hábil para trabajar el hierro y para hacer explosivos y armas caseras.

En el 2016 fue denunciado por abuso sexual de una nena de ocho años. Lo acusó un tío de la víctima, pero la madre adujo que actuaba movido por el interés de cobrar dinero de una sucesión y pidió que se archivara la causa. El fiscal Eduardo Fernández así lo reclamó y el juez Ricardo Calcagno lo sobreseyó.

La nena no declaró en Cámara Gesell. Como hubo sobreseimiento, es difícil hallar rastros de la causa para consultar, aunque todos los que intervinieron siguen su carrera judicial: Calcagno y Fernández permanecen en los mismos puestos y la secretaria de aquel juzgado, Betiana Cendón, es ahora la fiscal que investiga el caso, con toda la responsabilidad que le otorga el nuevo procedimiento penal de la provincia.

El juez Calcagno quiso aclarar (lo hizo con un comunicado de prensa) cómo había sido aquel caso del que Cordi salió indemne, pero no dio detalles del proceso (no del delito, que debe mantenerse en reserva).

El Estado es responsable, pero la Justicia no lo asume así y en el gobierno provincial señalan a jueces y fiscales por no haber actuado antes de que otra mujer muriera asesinada.

El nuevo Código Civil dice que “la persona menor de edad tiene derecho a ser oída en todo proceso judicial que le concierne, así como a participar en las decisiones sobre su persona”. ¿El juez habrá tenido en cuenta esta “capacidad progresiva” de la niña cuando sobreseyó al femicida de Valeria Coppa sin escuchar más que a su madre?

La presencia de fuerzas federales en Bariloche es cada vez mayor. El Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich sigue de cerca lo que pasa en la región cordillerana que va desde San Martín de los Andes a Esquel.

Pero la superposición de jurisdicciones es muchas veces más una complicación que un beneficio. Y para colmo todos están muy susceptibles, algo que ocurre desde que desapareció y luego apareció muerto el oficial ayudante Lucas Muñoz, en el 2016. Por caso, en la Policía Federal protestan porque la fiscal Cendón le dio el crédito del hallazgo de Cordi en el cerro Carbón al grupo COER, de la fuerza provincial, cuando fueron efectivos federales los que llegaron primero.

La Policía rionegrina volvió a ser conducida, en el 2017, por un hombre de la fuerza, Daniel Jara, ahora secundado por una plana mayor con mayoría de mujeres.

El gobernador sostiene a Jara luego de haber probado con tres civiles (Ariel Gallinger, Fabián Gatti y Mario Altuna), a pesar de que entre la tropa crecen las versiones que indican que se peleó a las trompadas con un comisario en Chichinales, algo que sería sancionable para cualquier otro oficial.

Carreras y Odarda

El viernes Weretilneck terminó de confirmar a la ministra de Turismo de la Provincia como la candidata a vicegobernadora de Juntos, en la fórmula que encabezará él si la Justicia lo permite (está visto que la reacción política no es un problema).

La jugada trastocó por un instante la estrategia de Martín Soria de sumar a Magdalena Odarda a la fórmula y reemplazarla por un candidato o candidata de Bariloche pero finalmente se decidió por la senadora. En los 63 días que restan para la elección, el tiempo es oro.

El acusado del crimen de Valeria Coppa, Mariano Cordi, había sido denunciado por abuso pero la Justicia lo sobreseyó sin escuchar lo que la menor tenía para decir.

La presencia de cada vez más fuerzas federales en Bariloche hizo estallar una sorda pelea de jurisdicciones. El comando unificado es manejado desde el Ministerio de Seguridad.

Panorama de río negro

Datos

El acusado del crimen de Valeria Coppa, Mariano Cordi, había sido denunciado por abuso pero la Justicia lo sobreseyó sin escuchar lo que la menor tenía para decir.
La presencia de cada vez más fuerzas federales en Bariloche hizo estallar una sorda pelea de jurisdicciones. El comando unificado es manejado desde el Ministerio de Seguridad.

Comentarios


Otro femicidio y el mismo responsable