Otro Puerto, una opción segura para recalar

Un recital intimista y ameno promete adelantar algunos temas de un disco que aparecerá en los próximos meses

NEUQUEN (AN).- Antes de comenzar una charla larga, que rozó casi todo el tiempo lo íntimo más que lo artístico, Gabriel Henríquez, un bajista de los mejores que han nacido al calor de estas tierras, hizo una invitación. Con su grupo Otro Puerto darán hoy, a las 23.30, un recital en ministro González 28 de esta capital y mañana, un encuentro similar tendrá lugar en el café de Italia 1375 de Roca, a las 23.30.

El músico y la banda estuvieron por algunos años en México, donde no les faltaba trabajo ni el afecto de sus familiares.

Los integrantes del neuquino Otro Puerto se habían trasladado hacia el final de la década de los noventa al distrito federal mexicano con sus seres queridos y sin embargo a pesar de esa contención, los hermanos Gabriel y Fabián Henríquez, además del inseparable amigo y pianista Víctor Zuccoli no pudieron con un enemigo interno. El extrañamiento por el país, por el pago chiquito: Senillosa y por el lugar de trabajo, la capital neuquina.

A Otro Puerto lo tironeó ese dolor de ser extranjero o esa sensación indescriptible de tenerlo casi todo y sin embargo añorar el terruño. Y se volvieron hace ya un buen tiempo, en el 2000, cuando se aunaron con el percusionista Claudio Olivieri y recomenzaron la faena nuevamente. Armaron un estudio de grabación en Canadá 6145 de esta ciudad y desde allí la pelean. Lanzaron su propio disco "Sin vueltas" y luego encararon trabajos de otros músicos neuquinos como la Típica Splendid y una placa para Miguel Garro.

Por estos días están fuertemente volcados hacia un segundo compacto propio, que se basará en cierto material poético de Raúl Mansilla en algunos tramos (Raúl es un reconocido escritor patagónico que lleva varios libros editados y una fuerte figura de las letras) y que incluirá también obras de Otro Puerto.

Durante el último verano europeo, este nucleamiento estuvo dos meses en Andalucía, trabajando en importantes festivales y regresó hacia fines de octubre, cuando el mar de la crisis empezó a levantar sus crestas. Con esos medios están viviendo, mientras que como un castillo de naipes, muchas fechas y compromisos para realizar recitales en la región y el país se fueron derrumbando.

Le preguntamos si se incluyen en el listado de los que se quieren ir del país. Y la respuesta de Gabriel fue contundente. "No". Hasta los amargos días de zozobra que están viviendo los argentinos son preferibles a la sensación de desarraigo que sintieron cuando les tocó vivir afuera. Otro Puerto se ha hecho de un nombre en México, con contactos de trabajos en la zona de Miami, aparte de algunas invitaciones para regresar en gira por el viejo mundo. Siempre con viaje de vuelta a sus amores.


Comentarios


Otro Puerto, una opción segura para recalar