Pampa Energía aplazó sus planes en Vaca Muerta

El complejo escenario de precios y la falta de previsibilidad condicionan sus proyectos. Anticipan que su producción declinará a pesar de tener pozos en stock.





La compañía de Marcelo Mindlin postergó sus planes de Exploración y Producción (E&P) en Vaca Muerta por el escenario de precios, tanto para el petróleo como el gas, y la escasa previsibilidad por parte del gobierno nacional. Incluso no está confirmado si para el invierno completarán los pozos de gas que ya tienen perforados.  

No tenemos nuevos pozos para perforar este año en la ventana de petróleo en Vaca Muerta, en realidad, no estamos planeando ningún pozo nuevo de gas tampoco. Principalmente por el precio y también esperamos tener más certezas de Nación para seguir adelante”, confirmó el CEO de Pampa Energía, Gustavo Mariani, en la presentación de resultados de la firma.  

En noviembre, la compañía completó el primer pozo de shale oil en bloque Rincón de Aranda, que resultó en un flujo inicial de 1100 barriles diarios “en línea con lo esperado” aseguraron desde Pampa.  

La proyección para este año era realizar 2 o 3 pozos exploratorios más en el bloque petrolero, pero no lograron acordar con el socio y se postergaron: “Nosotros queríamos hacer algunos pozos más, pero desde Total son más conservadores que nosotros y prefirieron esperar”, indicó Mariani.  

En 2019 perforaron pozos de tight en El Mangrullo en las formaciones Agrio y Mulichinco. 

Si se miran las estadísticas, los principales bloques de Vaca Muerta que mostraron actividad en los últimos meses eran solo los que estaban en la ventana de petróleo, mientras que el gas perdía el interés de las operadoras por no ser rentable. Sin embargo, con la fuerte caída del precio del petróleo, que llevó al barril a su valor más bajo en más de 17 años, los planes de la mayoría de las petroleras quedaron sumergidas en una gran incertidumbre.  

Lo que más nos preocupa es que más de la mitad de lo que vendemos es gas natural y es incierto que pasará en ese segmento”, sostuvo Mariani y puso en duda su actividad: “Tenemos un stock de pozos para completar, que podríamos ponerlos a producir a medida que se acerca el invierno, pero dependerá del escenario de precios que hoy es incierto”.  

No estamos perforando pozos y no sabemos si vamos a poner en funcionamiento el stock de pozos que tenemos”.

Gustavo Mariani es el CEO de Pampa Energía.

Por este escenario para ambos segmentos, tendrán un despliegue de capital muy modesto para el negocio de E&P de Pampa Energía en el 2020. Lo concreto es que para el corto plazo desde la compañía esperan que su producción decline.  

 Importaciones  

Después de mucho tiempo, las petroleras que operan en el país dejaron de perforar pozos de gas. La mayoría tiene un stock sin completar, es decir sin fracturar, pero sin fecha de producción, un contexto que confirma que la barcaza regasificadora volverá a mostrar una sostenida actividad en los próximos meses.  

En números

850.000
metros cúbicos de gas por día fue la producción inicial de ambos pozos en El Mangrullo.

El escenario del gas para el período de mayor consumo en el país es complejo y ofrece varias aristas. Como primer punto, vale decir que los precios cayeron por un sobre exceso de producción y por la caída de la demanda local debido a la temporada y a la incapacidad de trasladar los costos a los consumidores.  

En paralelo, aún no se sabe si Bolivia va a cumplir con su contrato vigente y si realmente entregará al país lo que está estipulado.   

Además, por más que la actividad en la formación orientada al gas estuviese en un punto alto, las redes de transporte para llevar la producción desde Neuquén a los centros de mayor consumo del país no alcanzan y la licitación del primer tramo del gasoducto Vaca Muerta está en stand by.  

En números

2
pozos no convencionales de gas completaron en El Mangrullo. Ambos con una rama lateral de 2500 metros y 35 punciones.

La situación de la industria es que todos los jugadores estamos en la misma situación. Nadie está perforando nuevos pozos de gas. Y si bien no esperamos que el impacto se vea este invierno es probable que en el invierno del 2021 si se vea, si esta situación no se revierte”, proyectó Mariani.  

Lo cierto es que el declino de los pozos no convencionales no deja mucho margen de maniobra, por lo que, de no haber nuevas inversiones en la industria, la producción de gas natural tarde o temprano va a declinar de manera considerable.   

“Espero que las autoridades reaccionen lo antes posible, pero como dije antes, estamos atravesando un escenario de incertidumbre”, cerró el CEO de Pampa Energía. 

2019: un año para conocer Vaca Muerta 

Durante el 2019, Pampa destinó parte de sus recursos en deriskear su acreaje en Vaca Muerta. A pesar de que testearon diversos diseños de pozos obtuvieron buenos resultados en todos.  

En la ventana de gas, perforaron dos pozos en El Mangrullo, un área lindera con Rincón del Mangrullo de YPF y cercana a Fortín de Piedra de Tecpetrol. Para estos pozos se empleó una rama horizontal de 2500 metros con 35 etapas de fractura.

Desde la compañía detallaron que resultaron en una “excepcional producción inicial” superior a los 850.000 metros cúbicos por día y hoy están cerca de los 566.000 metros cúbicos diarios. En paralelo, también realizaron un piloto en Sierra Chata.  

En Rincón de Aranda, el bloque petrolero que es vecino de Entre Lomas y está cerca de Bajada del Palo, ambas operadas por Vista Oil&Gas, la firma realizó un piloto con una rama lateral de 2.000 metros con 27 etapas de fractura. 


Comentarios


Seguí Leyendo

Pampa Energía aplazó sus planes en Vaca Muerta