Para Parrilli las escuchas en su contra son “monitoreadas” por Macri y Garavano

El ex jefe de la AFI apuntó contra el presidente y el ministro de Justicia de la Nación.



#

Oscar Parrilli apuntó al oficialismo.(Foto: Archivo )

El ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli advirtió hoy que las escuchas telefónicas en su contra son “monitoreadas y seguidas de cerca” por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia, Germán Garavano, en tanto sostuvo que el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, “no se puede hacer el oso”.

“Estamos en presencia de una triple alianza e infamia, que es la unión de sectores de los medios periodísticos, el Poder Judicial y servicios de inteligencia, todo esto monitoreado y seguido de cerca por Macri y Garavano”, señaló Parrilli, y recordó que el Presidente “ha sido especialista en realizar escuchas, y fue procesado por eso”.

Para el ex funcionario kirchnerista, “esta triple alianza tiene por objetivo llevar adelante un control social y político no sólo a la ex presidenta y a mí, sino a toda la dirigencia política opositora, jueces, empresarios, periodistas y sindicalistas”.

Al respecto, le atribuyó a esas prácticas el “objetivo muy claro de imponer un temor social y un miedo, y para esto intentar manejar pensamientos, actitudes y el rol opositor”.

Más información:

- Nuevas escuchas a CFK exponen su furia contra Pichetto y críticas al PJ

- Escándalo político por las escuchas filtradas entre Parrilli

- “Soy yo, Cristina, ¡pelotudo!”

En declaraciones a radio Diez, planteó que las escuchas responden a la intención de “mantener absolutamente atemorizados y condicionados a estos dirigentes para controlar lo que dicen y hacen, y amenazarlos con el descrédito ante la opinión pública con la divulgación de escuchas telefónicas privadas”.

Parrilli recordó que la AFI dispuso “intervenir” su teléfono “desde el 24 de junio de 2016 hasta el 21 de septiembre, justo en el momento en que la ex presidenta estaba iniciando una serie de actividades políticas. Querían escuchar a Cristina, desde ya, y le dan intervención directa a los servicios de inteligencia, cosa que nosotros habíamos sacado y dejado sin efecto”, añadió.

Asimismo, anticipó que evaluaba realizar una “denuncia penal” contra el juez Ariel Lijo porque “tiene que dar cuenta de que está grabando a amigos, personas y familiares míos, y que estas conversaciones están, como si fuera en oferta en Mercado Libre, para que cualquiera las compre”.

“Además, lo voy a denunciar también en el Consejo de la Magistratura”, completó.

Por otro lado, sostuvo que Lorenzetti “no se puede hacer el oso y mirar para otro lado”, tras lo cual afirmó: “Parece que este hombre, que era gran estadista y se la pasaba dando cátedra de transparencia, democracia e institucionalidad, cuando asoma un poquito la cabeza, sale (Elisa) Carrió, lo ladra un poco y vuelve enseguida a silencio, como si volviera un perrito faldero a su cucha”.

“Quiero que Lorenzetti me dé explicaciones sobre qué pasó con las intervenciones judiciales a mis teléfonos, por qué salieron a los periodistas”, planteó y alertó: “Estamos en una situación constitucial gravísima, las garantías constitucionales están en un tarro de basura”.

En ese sentido, advirtió que “estamos en una suerte de Gran Hermano nacional, sometidos a la presión e intimidación por parte de estos personajes: Macri, Lorenzetti, Lijo, (Guillermo) Marijuan, (Gustavo) Arribas y (Silvia) Majdalani”.


Comentarios


Para Parrilli las escuchas en su contra son “monitoreadas” por Macri y Garavano