Peligra la única clínica privada de Cutral Co

Los trabajadores del centro de salud se manifestaron sobre la Ruta 22. Reclaman un atraso salarial de tres meses.




El empleados decidieron llevar su reclamo a la ruta nacional. Aseguran que está en juego su fuente laboral.

El empleados decidieron llevar su reclamo a la ruta nacional. Aseguran que está en juego su fuente laboral.

Los trabajadores de una clínica privada reclamaron con un corte en la Ruta 22, al ingreso de Plaza Huincul por la falta de pago de sus salarios y la incertidumbre por su continuidad laboral. El salvataje del año pasado no resultó y ahora son 27 los empleados que están en esta situación. La entidad es hasta el momento la única del ámbito privado que funciona en Cutral Co.

Después de mantener la protesta en el edificio situado en Sáenz Peña casi San Martín, los empleados resolvieron profundizarla y trasladarla hasta la ruta.

El reclamo está planteado en la falta de pago de tres sueldos si se incluye el de febrero; los cuatro aguinaldos y proporcionales, además denuncian el incumplimiento de las cargas sociales, y los aportes jubilatorios.

Los empleados ven peligrar la continuidad de su fuente laboral y piden que se los escuche en el ministerio de Salud de Neuquén que dirige Andrea Peve. “Es un corte pacífico y hoy por hoy y si nos quedamos en el anonimato, nadie nos dará respuestas y queremos alertar que estamos al borde de la emergencia sanitaria en el sistema de salud”, describió una de las empleadas.

Además, piden que la ministra del la cartera de Salud se entere de la situación y adopte alguna medida.

Por lo pronto, recuerdan que ninguna autoridad de la clínica “se ha hecho presente”. Y refirieron que el gerente, quien es el actual ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez, tampoco acudió: “desapareció”, cuentan. Su padre, el exvicegobernador de Neuuqén, Ricardo Corradi, también es socio de la clínica.

La crítica situación de este centro de salud privado no es nueva.

A fines de 2018 y después de meses de reclamo, se logró hacer un “salvataje”, a través de un convenio con el CMIC. La idea era que, de a poco, pudieran poner las cuentas en orden, y en especial, los atrasos con el personal. Se había anunciado la creación y un área de oncología. Sin embargo, eso no ocurrió.

“Durante un año cobramos el sueldo pero ahora ya no. Hoy están ausentes”, acotó. Desde hace seis meses está cerrada el área de internación, y los consultorios médicos tampoco funcionan porque, de a poco, los médicos se empezaron a retirarse y a abrir en otros lugares.

El edificio tiene cortado los servicios de luz y gas por falta de pago. “Estamos a la deriva pero ahí adentro no fuimos notificados de nada”, cuentan los empleados.

Finalmente, recordaron que las autoridades políticas no son responsables de un centro privado, “deberían preocuparse por la situación” teniendo en cuenta que al verse cerrado este centro asistencial, los pacientes recaen en el hospital público o, en el caso de contar con obra social, en el Sanatorio Plaza Huincul.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Peligra la única clínica privada de Cutral Co