Persecución, prohibición y exilio en México



El joven talento que supo cambiar las reglas del juego en la música argentina. Que le tendió una mano al tango, cuando la industria la enfrentó a la Nueva Ola para generar otro negocio, comenzó una etapa de prohibiciones de parte de los gobiernos autoritarios y dictatoriales hasta obligarlo al exilio en 1978. “En la época de Los Gatos, tiempos de Onganía, nuestra disconformidad social pasaba por una cuestión generacional, que tenías críticas por cómo te querías vestir, el pelo largo y esas boludeces de la fisonomía. No había una discusión que abordara lo estrictamente político o partidista”, recuerda Nebbia. Litto fue, es, peronista de Eva y de Juan Domingo. Porque se puede peronista de muchas maneras. El peronismo debe ser de los “ismos” más generosos que existen. “Yo siempre fui simpatizante de Eva Perón y del peronismo. Y cuando pasó el tiempo empecé a leer cosas y me fui formando una idea política y social que tengo hoy en día. Pero no había en esa primera época”. “Después del ’70 sí se empieza a poner más bravo porque se pone más bravo todo por lo que pasaba en el país. Yo me tuve que ir en el ‘78. Estaba prohibido en todos lados, no me pasaban, no me grababan. En la tele me decían que estaba en las listas y que no podía entrar. La llamaban a mi vieja y le decían que me iban a matar. Me seguían por la calle. Y todo porque era un bocón, yo no militaba. Pero yo siempre he tenido mi pensamiento contra la injusticia social”. “En el ‘71 saqué el disco “Despertemos en América” y me lo prohibieron porque ya era raro. Nunca tuve una militancia, pero aparecía en las listas El tema ‘El Rey lloró’, que hoy se canta en los jardines de infantes, fue prohibida también. Yo escribía usando mucho las metáforas para tratar de evitar la censura y todas hablan en definitiva de la libertad. Canciones que yo escribí a los 16 años luego aparecieron en las listas de la SIDE bajo el rótulo de controversia ideológica” Un disparate. Me radiqué en México y volví antes de Malvinas”.


Comentarios


Persecución, prohibición y exilio en México