“Personal técnico del INTA no es un enemigo, es un aliado”

Lo más visto



La crisis estructural que atraviesan los medianos y pequeños productores frutícolas no es ninguna novedad, ha tenido períodos en los que ha gozado del refrigerio de las buenas temporadas y otros en los que, como éste, ha aflorado la tendencia hacia la desaparición. Delinear soluciones no es tarea sencilla y en esto hay muchos que nos estamos esforzando por encontrar alternativas de fondo para defender al pequeño productor.

Sin embargo, debo confesar mi perplejidad ante la modalidad de reclamo que han adoptado de bloquear la Expofrutícola 2009, que organiza el INTA en el Alto Valle, a través de la cual año tras año los productores pueden actualizarse con los últimos conocimientos y tecnologías desarrolladas en el mundo.

Todos sabemos, además, cómo los técnicos del INTA continuamente asesoran a los productores en las tareas culturales, en la lucha contra las heladas, en el cálculo de los costos de producción, etc. El personal que lo conforma más que un enemigo es un aliado en la lucha contra la extinción de este sector de la producción frutícola.

Es entendible que en medio de la crisis se vea a la Expofrutícola dentro del universo de lo inaccesible, pero es inadmisible que se bloquee un espacio de conocimiento fundamental para el desarrollo del sector.

Frenando su realización lo único que logra es socavar las bases mismas de lo que constituye un verdadero punto de encuentro para el acceso al conocimiento y, por qué no, para el abordaje en conjunto de las problemáticas que jaquean a los productores desfavorecidos.

Si la feria no es el problema, sino que es sólo “un símbolo y una oportunidad” como lo expresan los productores, no la desperdiciemos y aprovechémosla bien. El bloquearla, como en muchos casos donde se adopta esta estrategia de reclamo, lo único que consigue es dilapidar las discusiones de fondo y que todo se centre en la espectacularidad del acontecimiento de esta medida de lucha.

Como defensor de los reclamos de los medianos y pequeños productores no puedo aceptar que eso suceda.

Los mayores avances se logran siempre en el encuentro y se disipan en el desencuentro. Se trata de recuperar espacios, no de restringirlos, de redefinirlos ni de anularlos. Pero por sobre todas las cosas de valorar al conocimiento como herramienta fundamental del desarrollo, de la emancipación y de la búsqueda de soluciones.

Ernesto Epifanio

DNI 10.595.540

Roca


Comentarios


"Personal técnico del INTA no es un enemigo, es un aliado"