Petroleros arranca su año electoral y el escenario es difícil para Pereyra

El gremio convocó a una asamblea para definir las autoridades de la Junta Electoral. Aún no hay fecha definida para los comicios. El dirigente va por la reelección.





En medio de la disputa con Uocra, Pereyra mañana convocó a una conferencia sobre la modificación del convenio colectivo. (Archivo).-

En medio de la disputa con Uocra, Pereyra mañana convocó a una conferencia sobre la modificación del convenio colectivo. (Archivo).-

El sindicato de Petroleros Privados convocó a una asamblea general el 30 de marzo para definir las autoridades de la Junta Electoral de cara a las próximas elecciones que aún no tienen fecha definida. La cita será en el camping del gremio en Neuquén, ubicado en Tafi Viejo y San Pablo.

A diferencia de otros años, estas elecciones tendrán una particularidad: ninguna de las autoridades actuales del sindicato ocupa hoy otro rol que no sea dentro del gremio. Hasta hace unos meses, las dos figuras más importantes de Petroleros Privados tenían un cargo político.

En octubre, el secretario General, Guillermo Pereyra, no logró ser reelecto como senador en una elección que marcó la historia del Movimiento Popular Neuquino (MPN) al ser la primera vez que el partido provincial quedó sin representación en la Cámara Alta.

En otra contienda electoral, el secretario Administrativo, Marcelo Rucci, también quedó con un único rol. Quien fue intendente de Rincón de los Sauces durante dos mandatos fue sucedido por Norma Sepúlveda al cierre del 2019.

En la última asamblea que convocó el gremio en Añelo, Pereyra se mostró fuerte y confirmó que nuevamente se postulará para seguir manejando las riendas del sindicato. También dejó entrever la interna que hay dentro del gremio al asegurar que hay “algunos agoreros” que paran camionetas de turno para ofrecer integrar otra lista.

En números

25.000
afiliados tiene el sindicato de Petroleros Privados entre Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Lo cierto es que el 2020 será un año electoral difícil para el gremialista que lidera la institución desde 1984. Si bien hoy no tiene un opositor claro, la figura de Pereyra quedó debilitada después de la derrota electoral de octubre.

Si bien el gremialista se mostró en línea con el gobierno nacional, desde el Frente de Todos miran de reojo su apoyo por el rol cercano que tuvo con el macrismo. En paralelo, a través del otorgamiento de contratos a empresas de servicio grandes, las petroleras le quitan presencia al gremio que, en comparación a las pymes locales, la injerencia sindical es mucho menor.

Ricardo Astrada, secretario adjunto del gremio, y Ricardo Dewey, secretario de Turismo, Cultura y Deporte son los otros dos nombres que sonaron junto a Rucci como posibles sucesores del trono de Pereyra. Hoy, una incógnita.

Habrá que ver si la ambición personal de quiénes decidieron acompañarlo y formar la unidad en los comicios de 2016 no cambió. Los nombres son los mismos, pero definitivamente el escenario es otro.


Comentarios


Petroleros arranca su año electoral y el escenario es difícil para Pereyra