Pidieron reclusión perpetua para siete reos 

Siete de los 24 presos juzgados por el sangriento motín de Sierra Chica podrían ser condenados a reclusión perpetua, si los jueces coinciden con la pena que pidió el fiscal. De los siete, cuatro son de la banda de los "Doce apóstoles".

LA PLATA (DyN).- La fiscalía solicitó ayer la pena de reclusión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado para siete de los 24 presos juzgados por el cruento motín de Semana Santa de 1996 ocurrido en el penal de Sierra Chica.

Los fiscales del denominado "telejuicio", realizado en el penal de máxima seguridad de Melchor Romero, en las afueras de La Plata, solicitaron para otros 16 imputados la aplicación de penas que van de los 5 a los 22 años de reclusión, mientras que no reclamaron condena para solamente uno de los juzgados.

La pena más dura, por los delitos de homicidio calificado, privación ilegal de la libertad calificada, tenencia de armas de guerra y evasión en grado de tentativa, fue solicitada para Marcelo Brandán Juárez, Jorge Alberto Pedraza, Víctor Esquivel Barrionuevo, Miguel Angel Acevedo -cuatro miembros de la banda denominada "Los 12 Apóstoles"-, Miguel Angel Ruiz Dávalos, Guillermo López Blanco y Juan José Murgia Cantero.

Las penas de 5 a 22 años de reclusión fueron solicitadas para los siguientes imputados: Alejandro Díaz Ramírez, 6 años; Daniel Ocanto Ramírez, 16; Marcelo Vilaseco Quiroga, 9; Luis Bogado Enríquez, 4; Antonio Ruiz Díaz Gómez, 7; Héctor Galarza Nanini, 18; Ramón Salazar Pelayo, 11; Ariel Acuña Mansilla, 15; Oscar Olivera Sánchez, 21; Mario Troncoso Esmael, 11; Héctor Coccaro Retamar, 7; Marcelo González Pérez, 22; Jaime Pérez Sosa, 20; Carlos Villalba Mazzei, 5; Lucio Bricka Puebla, 15, y Carlos Gorosito Ibáñez, 6 años.

En cambio, la Fiscalía no pidió pena alguna para Gustavo Javier Arín, alias "Maradona", quien, de todos modos, no recuperó su libertad ya que deberá cumplir aún la condena por un robo agravado.

La fiscal Silvia Echeverri pidió además el procesamiento del personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que estaba en el penal cuando ocurrió el motín, donde mataron a ocho presos y descuartizaron e incineraron a siete de ellos.

Respecto de las penas pedidas para los líderes del motín, la Fiscalía acusó a Ruiz Dávalos por su presunta participación en los homicidios de Agapito Lencina, Daniel Escobar, Víctor Gaitán, Mario Barrionuevo y Esteban Polieschuk.

Los fiscales endilgaron a Brandán Juárez la coautoría de los homicidios de Lencina, Escobar, Gaitán, Barrionuevo, Polieschuck y Cepeda, además del intento de homicidio del jefe de la unidad, Omar Palacios, y de la privación ilegal de la libertad de todos los rehenes que hubo en el caso.

La Fiscalía sostuvo que Pedraza participó de seis de los ocho homicidios y en 16 de las 19 privaciones ilegales de la libertad, mientras que a López se lo acusó por el homicidio de Cepeda y por haber construido un frustrado túnel a través del cual los amotinados planeaban huir de la cárcel. 

Piden investigar a agentes del SPB

BUENOS AIRES (Télam).- La fiscalía pidió ayer que se investigue a las autoridades y guardias del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) por la presunta responsabilidad que tuvieron en el crimen de uno de los ocho presos que murieron en el motín de Sierra Chica de 1996.

Al finalizar su alegato, los fiscales solicitaron al tribunal a cargo del "telejuicio" que ordenen la apertura de una causa para investigar si los penitenciarios tuvieron culpabilidad en el crimen de José Cepeda Pérez. El preso fue asesinado cuando intentó escapar de los amotinados que lo perseguían para atacarlo.

Según la acusación, Cepeda Pérez llegó a refugiarse en la guardia armada del penal, pero los penitenciarios no lo protegieron porque los rebeldes los amenazaron con matar a dos compañeros del servicio que habían sido tomados como rehenes.


Comentarios


Pidieron reclusión perpetua para siete reos