Polémica: Rincón prohibió el ingreso de no residentes

El municipio del norte neuquino emitió una ordenanza que impide el paso de personas domiciliadas fuera de la ciudad, incluyendo a los trabajadores de actividades exceptuadas y petroleros. Sólo permiten el acceso de provisiones y previo control sanitario. Desde el sindicato de Petroleros Privados apoyaron la iniciativa.





El municipio restringió el ingreso de trabajadores de otras provincias, incluyendo a los petroleros y fijó controles de salud en las rutas 5 y 7.

El municipio restringió el ingreso de trabajadores de otras provincias, incluyendo a los petroleros y fijó controles de salud en las rutas 5 y 7.

¿Proteger a los vecinos del coronavirus o potenciar el trabajo de los locales en detrimento de los demás? ¿Completar el DNU de la cuarentena o violar la Constitución Nacional? Esas son algunas de las dudas que por estas horas corren en Rincón de los Sauces, una localidad netamente petrolera que acaba de prohibir el ingreso de quienes no tengan domicilio en esa ciudad.

Es una realidad que el avance de la pandemia de coronavirus llevó a que numerosos municipios del país tomaran medidas para tratar de blindarse del ingreso del Covid-19. Algunos han cortado calles y rutas, colocado barricadas de tierra y montado puestos de control de salud.

En el caso de Rincón de los Sauces la medida fue más allá. Por medio de la ordenanza 2170/20 del Concejo Deliberante se prohibió el ingreso a la ciudad de todas aquellas personas que, aún estando contempladas dentro de las excepciones del DNU 297 de cuarentena, no tengan allí su domicilio.

El texto fue aprobado el martes en una sesión especial del cuerpo y si bien marca que será en forma extraordinaria y temporal hasta el 31 de marzo, también fija que podrá ser extendido.

Desde el sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, apoyó la iniciativa al destacar que "desde el sindicato ciudamos que no haya aglomeraciones, que cierren los comedores y entreguen viandas, y estamos de acuerdo con esta prohibición porque lo primero es cuidar la salud de los trabajadores".

La policía tendrá un listado de los petroleros que se consideran habilitados para entrar a lo localidad.

Precisamente el trabajo petrolero, el eje articulador de una localidad petrolera como Rincón de los Sauces, es el principal foco de la ordenanza, pues mientras marca que se permitirá el ingreso de proveedores de alimentos, medicamentos y otros enseres, previo control de salud, impide totalmente el ingreso de petroleros que no tengan en domicilio en Neuquén.

La ordenanza marca que se solicita a "las empresas petroleras, operadoras y prestadoras de servicios petroleros que realicen el diagrama de trabajo con personal con domicilio en la provincia de Neuquén".

La ordenanza fue sancionada el martes en sesión especial.

Y agrega que para ello las empresa "deberán presentar el listado oficial, aprobado por la Comisaria 35 de la ciudad, para poder considerárselo habilitado". Y que "en casos de cambio de guardia, podrán ingresar a la ciudad los operarios que tengan domicilio en Rincón de los Sauces, previo control sanitario dispuesto".

La norma marca que "los demás operarios de otras ciudades de la provincia de Neuquén, deberán ser trasladados por la empresa a sus domicilios escoltado por personal o policial a efectos de evitar el ingreso a la ciudad". Es decir que si estaban alquilando u hospedados por su empresa en Rincón de los Sauces, deberán volver a su ciudad de origen.

La norma tiene varios apartados dedicados a la industria petrolera.

Y enfatiza que "los operarios que provengan desde otros puntos de la provincia a prestar servicios a empresas petroleras, no podrán ingresar a la ciudad, notificase a las empresas que la recolección o trasbordo de éstos deberá ser en lugares fuera del ejido urbano de la ciudad".

La ordenanza ya generó polémica no sólo entre las fuerzas de seguridad que en algunos casos se oponen a la prohibición al entender que va en contra del DNU 297, pero también de parte de muchas empresas que sostienen que se trata de una norma anticonstitucional que apunta a sólo garantizar el trabajo a la gente de la ciudad.

A raíz del ingreso en cronogramas de guardias mínimas en el sector petrolero, los trabajadores que fueron enviados a sus casas notarán una rebaja salarial al cobrar, dado que no percibirán aportes como horas taxi u horas extra. Precisamente, con esta norma municipal, Rincón de los Sauces prioriza, en forma indirecta, que esas guardias mínimas sean cubiertas con personal de la ciudad.

Entre los cuestionamientos realizados se encuentra, por un lado, el rechazo a que sea la policía con un listado de nombre la que indique quién puede o no trabajar. Mientras que por otro lado se indicó que incluso dificultaría la llegada de personal médico a la localidad.


Comentarios


Polémica: Rincón prohibió el ingreso de no residentes