La Libertad Avanza admitió que no tiene pruebas de fraude electoral para el balotaje

El apoderado del partido Santiago Viola  aseguró el objetivo de la presentación de ayer fue "extremar los recaudos" de cara a la segunda vuelta electoral y que no era una denuncia penal.

El apoderado del partido de Javier Milei La Libertad Avanza se presentó ante la Justicia Electoral y aseguró no presentaron pruebas de fraude electoral porque no las tienen, luego de que desde hace varios días dejaron circular trascendidos quie ponían en duda la transparencia del balotaje, en el tramo final de las elecciones 2023.

«No presentamos pruebas porque no se trató de una denuncia. Únicamente queremos extremar los recaudos», aseguró Santiago Viola, apoderado del partido.

«En lo que respecta a la presentación efectuada ante el Juzgado Electoral quiero hacer saber que no se trató de una denuncia sino de una presentación efectuada con el objetivo de que se extremen los recaudos en el traslado de urnas de cara a la segunda vuelta a llevarse a cabo el 19 de noviembre», agregó.

«La presentación se efectuó en virtud de comentarios en redes sociales y algunas notas periodísticas y testimonios recabados personalmente que hacían referencia a los hechos puestos en conocimiento, de los cuales acompaño en esta acto algunos ejemplos», agregó.

Para la justicia electoral «es imposible» alterar los datos una vez finalizado el proceso electoral


El secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Sebastián Schimmel, remarcó hoy que «es imposible» la alteración de datos una vez finalizado el proceso electoral del domingo por toda la serie de controles establecidos por la ley.

«Es imposible alterar los votos una vez cerrado el proceso electoral. En nuestro país afortunadamente es imposible», dijo Schimmel en declaraciones a radio CNN, al referirse a las garantías sobre el «acta de escrutinio», instancia en la que participan las autoridades de la mesa y los fiscales, y el posterior «control de la trazabilidad de la urna que tiene todo un seguimiento hasta llegar a las juntas electorales de cada provincia».

Además, el funcionario judicial aclaró que el escrutinio provisorio que se realiza el domingo «no tiene validez» legal sino que es informativo, y puso de relieve que el «escrutinio definitivo» y legal es el que realiza cada una de las juntas electorales de los 24 distritos del país, que comienza 48 horas después del comicio.

«Esto tiene una garantía porque se descentraliza la tarea, es decir no va a estar a cargo de la Cámara Nacional Electoral sino de cada una de las Juntas integradas por tres jueces y todo fiscalizado por los partidos políticos«, reafirmó.

«En el escrutinio del domingo vamos a tener un resultado que no va a tener validez» legal, sostuvo, y señaló que el definitivo «empieza 48 horas después», lapso que el Código Electoral prevé para que las agrupaciones políticas «puedan plantear impugnaciones» si lo consideran necesario.

Por eso, indicó que el escrutinio final y legal se iniciará 48 horas después del balotaje del domingo y explicó que demorará «de acuerdo con la cantidad de mesas en cada distrito». «Hay provincias, como la de Buenos Aires, en la que hay 38 mil mesas, por lo que va a demorar más tiempo», enfatizó.

Ante la consulta de una estimación, Schimmel dijo que podría llevar «5 ó 6 días» si todo está normal, pero agregó que «si hay que abrir urnas se van sumando días y pueden ser un unos 10 o 12 días si hay incidencias».

Por último, Schimmel recordó que esta elección se hace a «40 años de la democracia» recuperada y pidió a todos los ciudadanos «ir a votar en paz» y, si pueden, «ir con la boleta desde casa».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios