Elías Sapag criticó la ley de Río Negro para cobrar un canon de agua a las hidroeléctricas

Para el exrepresentante de la AIC, no es conveniente establecer un precio atado a la tarifa eléctrica. Defendió el proyecto que se está tratando en Neuquén y afirmó que se podrían recaudar 47 millones de dólares por año.

La avanzada legislativa para cobrarle a las empresas hidroeléctricas un canon por el uso del agua de los ríos Limay y Neuquén podría traer problemas si no hay acuerdo en Neuquén y Río Negro sobre el precio, alertó ayer el exrepresentante de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag. Durante una exposición en la comisión de Energía de la Legislatura, el ingeniero advirtió ambas provincias deberían sancionar leyes «espejo» y fue crítico con la iniciativa que ya fue aprobada en la vecina provincia, a instancias del gobernador Alberto Weretilneck.

Es que la ley sancionada en Río Negro estableció que el cobro en hasta «el 5 % del monto facturado por toda venta que el concesionario del aprovechamiento» de aguas públicas, mientras que la iniciativa que se está debatiendo en Neuquén determina que el precio será fijado por metro cúbico.

Tanto Elías Sapag como Ricardo Cazeneuve, quienes integraban la conducción de la estatal Emhidro, señalaron en su intervención que, posiblemente, el gobierno nacional opte por volver a otorgar a las actuales empresas concesionarias la operación y el mantenimiento de las represas ubicadas sobre ambas cuencas, decisión que irá en detrimento de poder generar una empresa mixta junto al gobierno nacional y la provincia de Río Negro.

«La decisión no se puede diferir más allá del mes de agosto, último mes hasta el cual el Estado nacional puede seguir prorrogando los plazos ya vencidos de cada concesión», advirtió Cazeneuve, quien remarcó que, en caso de que la provincia quede marginada de la posibilidad de acceder a la renta que generan los aprovechamientos hidroeléctricos, se debe instar a que en el nuevo contrato de concesión se fije un precio por el uso del recurso destinado a la generación de energía.

Sobre este punto, Sapag aseguró que su cobro es posible al recordar que este tipo de canon se les cobra a las petroleras, al riego y a las ciudades, «por qué no se le va a poder cobrar a las hidroeléctricas», analizó.     

Ambos invitados estimaron que la provincia puede llegar a cobrar un total de 47,3 millones de dólares al año por este concepto, valor «muy superior» al que ingresa a Neuquén en concepto de regalías. En el presupuesto 2024, se estimó recaudar en ese concepto unos 6.900 millones de pesos.

Cazeneuve explicó que, por ambas cuencas, circulan cerca de 50.000 millones de metros cúbicos al año y que, si se calcula el turbinado que le correspondería a Neuquén, el volumen de metros cúbicos ascendería a 31.536 millones.

Sobre esta cantidad se debería multiplicar el costo en dólares que tiene el metro cúbico, que equivale a 0,0015 dólares. El invitado resaltó que el resultado equivale a 47 millones de dólares por año y que su impacto en el costo final de tarifa eléctrica rondaría los 5,9 dólares por cada megawatt/hora. «Es un número alto, pero no contrasta con la nueva tarifa eléctrica que prevé implementar el gobierno nacional», indicó.

El canon podría financiar Cerro Rayoso


Sapag hizo referencia a la necesidad de destinar los recursos que genera el cobro del canon a la construcción de nuevas represas en la parte superior del río Neuquén. Consideró que de esta forma se atenuará la posibilidad de padecer nuevas crecidas, se producirá más energía y, consecuentemente, se obtendrá el respaldo financiero necesario para avanzar en un plan de obras destinado a la promoción de nuevos emprendimientos hidroeléctricos que emprenda la propia provincia. 

Sobre este punto, Cazenueuve proyectó que si se invierten los 47 millones de dólares durante ocho años, la provincia podrá cubrir el costo que demanda la obra del emprendimiento hidroeléctrico diseñado para Cerro Rayoso. Añadió que, si la planificación se traslada en el tiempo, también se podría acceder al financiamiento necesario para llevar adelante la central prevista para La Invernada.

El proyecto en discusión, en cambio, prevé un reparto del fondo para subsidiar la tarifa eléctica, entregar créditos blandos, ejecutar puentes y defensas costeras o financiar parques solares y centrales geotérmicas.

Las críticas a Río Negro


Tanto Sapag como Cazeneuve pidieron trabajar en conjunto con Río Negro y congeniar las normativas espejo referidas al cobro del canon. Al hacer referencia al tema, fueron críticos con la ley sancionada por la vecina provincia este mes al cuestionar que su cobro se efectúa sobre el precio de la tarifa eléctrica, monto que fija el gobierno nacional de manera arbitraria. 

Al compararlo con el planteo de Neuquén, para establecer un precio sobre el metro cúbico de agua, expusieron también la enorme diferencia de recaudación que implicaría. Mientras que en Neuquén se pretende obtener por el cobro del canon una cifra superior a los 47,3 millones de dólares, la recaudación en Río Negro sólo alcanzaría los 5 millones de dólares al año.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora