Exclusivo Suscriptores

Río Negro prevé una recaudación mínima de 5.000 millones al año por el agua para hidroeléctricas

Después de aprobar el marco regulatorio para cobrar por el uso del recurso, la Provincia dijo que irá a la Justicia si Nación no dialoga sobre el manejo de las represas.

Río Negro proyecta un piso de ingresos de 5 millones de dólares anuales por el uso de agua pública para la generación de energía hidroeléctrica.

De esa manera, los municipios y comisiones de fomento de la provincia se repartirían una masa de al menos 1 millón de dólares, que tendrán asignación específica, para la renovación de redes de agua potable y cloacas.

Los datos sobre el monto que percibiría el Estado surgen de los informes presentados ante la Legislatura, previo a la aprobación de la ley que dispuso la regulación de las concesiones de uso de ese recurso natural.

Esas proyecciones, informadas por legisladores a Río Negro, se extienden hasta los 7 millones de dólares anuales, es decir un techo de 7.000 millones de pesos. Ese escenario elevaría a 1,4 millones de dólares el porcentaje a coparticipar con los gobiernos locales.

Se trata de números que permiten una expectativa acotada para la realización de obras de agua o saneamiento, pero desde el DPA transmitían ayer una postura optimista, por la posibilidad de “acompañar” esos presupuestos costosos para la construcción de nuevas redes de servicios.

El jueves, el parlamento provincial avaló por unanimidad la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo, diseñada en pleno conflicto con el gobierno nacional por el manejo de las represas.

En concreto, el parlamento derogó el artículo 46 del Código de Aguas de la Provincia de Río Negro, aprobado por la Ley Q Nº 2952, para regular las concesiones de uso de agua pública destinadas a la generación de energía hidroeléctrica que utilice aguas del dominio público del Estado provincial.

El proyecto se fundamentó “en el federalismo argentino, que reconoce a las provincias el dominio originario de los recursos naturales dentro de su territorio, como se establece en la reforma constitucional de 1994”.

“Este reconocimiento busca fortalecer el federalismo y evitar la intromisión indebida del gobierno central en las autonomías locales”, sostuvo el Ejecutivo cuando elevó la iniciativa. El texto llegó con la firma del gobernador, Alberto Weretilneck, con acuerdo de ministros, por lo tanto tuvo tratamiento en una sola vuelta legislativa.

Río Negro podría ir a la Justicia por las represas

Ayer, la secretaria de Energía de Río Negro, Andrea Confini, sostuvo que esta ley “viene a defender los recursos que nos son propios” y adelantó que, si la Nación no convoca al diálogo sobre la administración de las represas, la Provincia podría ir a la Justicia.

La funcionaria recordó que “a partir del año 1994, con la modificación de la Constitución Nacional, los recursos naturales pasaron a ser propiedad de las provincias, pero parece que al gobierno actual le cuesta entenderlo”.

Mencionó que “si bien el contrato de concesión de las hidroeléctricas se inició previo a la reforma constitucional y actualmente está vencido, entendemos que una manera de defender nuestros recursos es poniéndoles un valor”.

En ese sentido consideró que “las represas están altamente amortizadas”, tras lo que aseguró que “nosotros tenemos experiencias e Hidronor ha demostrado que puede construirlas y mantenerlas”.

Confini lanzó un gesto político al afirmar sobre ese manejo que “creemos que estamos en condiciones de hacerlo también con Neuquén” y aclaró que “no pretendemos ser únicamente sus administradores, sino también deseamos sumar al Estado nacional”.

“Consideramos que no todas las actividades públicas son ineficientes”, puntualizó.

Pero dejó en claro que “no vamos a regalar el recurso” y entendió que “lo que nos liquidan por regalías hidroeléctricas no es justo para las provincias”.

El origen de los fondos

5%
del monto facturado por las concesionarios hidroeléctricas por la venta al Mercado Eléctrico Mayorista es la retribución fijada por Río Negro por el uso del agua.


Carta documento para Enarsa


La secretaria de Energía, Andrea Confini, también se refirió ayer a las versiones que indican que ENARSA, la empresa de energía del Estado nacional, manejaría las represas, para luego privatizarlas.

“Hemos enviado una carta documento a la Nación y a los futuros concesionarios para advertir que cualquier actividad o decisión que se tome debe ser previamente consultada con las provincias”, indicó.

Luego insistió en advertir que “si no se nos convoca a un diálogo -que actualmente no existe- vamos a judicializarlo”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora