Juicio político a la Corte: Juntos por el Cambio unifica una estrategia y podría dar debate

El proyecto ingresará entre este martes y miércoles. La principal alianza opositora se reúne para definir una postura; en la mayoría de los partidos plantean que hay que participar de la discusión. Reparos en Evolución Radical.

En su primera reunión del año, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio buscará unificar una estrategia de cara al debate del juicio político a la Corte Suprema de Justicia, que comenzará la semana próxima. En la principal alianza opositora crece la idea de dar el debate y “no regalarle el micrófono” al Frente de Todos. 

La definición final tendrá lugar este martes por la mañana, en un encuentro vía Zoom. Allí, los presidentes de los partidos y de los bloques parlamentarios volverán a tener un pronunciamiento fuerte sobre la avanzada oficial, pero también intentarán consensuar los próximos movimientos en la Comisión de Juicio Político. 

En ese sentido, los diputados de Juntos por el Cambio que integran la comisión tuvieron una primera reunión virtual el domingo, donde la postura mayoritaria fue la de “dar el debate” y “no vaciar la comisión”. Tanto en la UCR como en el PRO y la Coalición Cívica se expresaron en ese sentido. 

“Estamos resolviendo una estrategia común, pero en principio no vamos a regalarle un centímetro de micrófono a un gobierno que está obsesionado con manejar la Justicia. Esto no tiene chances de prosperar; lo único que los motiva es generar show”, dijo a este medio Omar De Marchi (PRO), secretario de la comisión. 

El mendocino añadió: “No estamos dispuestos a naturalizar que esta agenda de intervención de la Justicia sea la agenda de la Argentina. Daremos todas las peleas que tengamos que dar, pero sin ceder a creer que esta es la agenda que resuelve los problemas del país. Esto es más humo del Gobierno a falta de un plan”. 

En cambio, Evolución Radical, el espacio referenciado en Martín Lousteau, mostraba cierta resistencia a participar del debate, aunque se plegará a la decisión mayoritaria de Juntos por el Cambio.  

“Nosotros nos inclinamos por dar el debate, por lo menos, de la primera etapa, que está circunscripta a la admisibilidad o no del juicio, y posteriormente evaluar vaciar la comisión, porque nos parece que participar es darle más entidad y volumen político”, dijo a este medio Rodrigo De Loredo, jefe del bloque del radicalismo díscolo. 

Y agregó: “Quizá lo más conveniente es directamente no legitimarlo y dejarlos actuando solos en la comisión, sin darle volumen político al tema. Esa es nuestra postura, pero si prima otra en Juntos por el Cambio, vamos con otra”. 

La coalición buscará que en la decisión final no haya fisuras. “El comportamiento de Juntos por el Cambio tiene que ser monolítico, al margen de que en términos tácticos podamos tener opiniones libres de cuál será la mejor estrategia, sabiendo todos que esto es un circo político”, señaló De Loredo. 

Como es la metodología y las mayorías

En efecto, el debate en comisión se dividirá en dos etapas. Primero se discutirá la apertura del sumario y se emitirá un primer dictamen; y luego se llevará adelante la etapa probatoria, que finalizará con un segundo dictamen. Ese último despacho es el que se someterá a votación en el recinto, por una mayoría de dos tercios que el Frente de Todos, en principio, no tiene. 

El bloque oficialista sí tiene mayoría propia a la hora de los dictámenes, con 16 miembros sobre 31. Si bien se había especulado con el apoyo de tres massistas (Ramiro Gutiérrez, Vanesa Massetani y Micaela Morán), en el oficialismo descuentan su acompañamiento. 

La presidenta de la comisión, Carolina Gaillard, reiteró este lunes que la intención es convocar a los cuatro jueces de la Corte Suprema (Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti) para “garantizar el derecho a la defensa”, aunque aclaró que “está en ellos venir o no” y que “en caso de que no lo hicieran, no obstaculiza el proceso”. 

Como contrapartida, en Juntos por el Cambio también evaluarán convocar a sus propios especialistas para fundamentar la inadmisibilidad del pedido de juicio político, y hasta pedir que se amplíe el temario con otros proyectos ya presentados (por ejemplo, contra el presidente Alberto Fernández o la vice, Cristina Kirchner).  

Aunque durante el período extraordinario solo se pueden tratar los temas que disponga el Poder Ejecutivo, el decreto de convocatoria no necesariamente especifica los proyectos con número de expediente; por eso, una parte de la biblioteca sostiene que podrían tratarse (e incluso dictaminarse) otros pedidos de juicio político. 

El llamado a extraordinarias se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial e incluirá también otros temas económicos, como el blanqueo de capitales, el “monotributo tech”, la ley de agroindustria y un proyecto vinculado al pago de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires. 

En el oficialismo reconocen que el debate de las leyes económicas podría quedar empantanado por la decisión de poner en un primer plano el juicio político a la Corte, el tema que Fernández eligió como “caballo de batalla” en su último año de mandato.  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios