De Los Huemules a la Corte, cómo fue el impacto de los chats del celular de Marcelo D’Alessandro

El hackeo del celular del ministro de Seguridad porteño reveló viajes, intentos de ocultar información y nexos entre poderes que por ahora llegaron hasta el pedido de juicio político del Presidente Alberto Fernández a la Corte Suprema.

La política nacional tuvo un cierre y un comienzo de año signada por los chats que filtraron, aún no se sabe quién pero sí que fue a través un hackeo, del teléfono de Marcelo D’Alessandro, ministro de Seguridad del gobierno porteño. El alcance de las revelaciones es aún incierto pero, entre otras cosas, disparó un pedido de juicio político del presidente Alberto Fernández a la Corte Suprema de Justicia.

La primera tanda de chats, en la aplicación Telegram, se originó tras la denuncia de un viaje de personas influyentes a la estancia Lago Escondido del millonario británico Joe Lewis. Hasta allí llegaron en un vuelo jueces, directivos del grupo Clarín y funcionarios del gobierno porteño, entre otros.

El 4 de octubre fueron reveladas las conversaciones entre los participantes del viaje. El objetivo principal que mostraban los chats era hacer frente a la difusión del viaje en los medios.

La llegada de Los Huemules a Bariloche.

En el grupo de Telegram, autodenominado «Los Huemules», participaron -según las publicaciones- Pablo Casey, director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín y sobrino de Héctor Magnetto; el CEO de Clarín, Jorge Rendo; los jueces Pablo Yadarola, Julián Ercolini, Pablo Cayssials y Carlos Mahiques; el ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro; el consultor de medios Tomás Reinke; y el exSIDE Leonardo Bergroth.

Casey escribió en uno de los chats: «Muchachos, más allá de todo lo que paguen, quiero decirles que yo me encargo de todo porque es mi responsabilidad«. Yadarola le respondió: «Pablo, ni lo digas. Somos un grupo y fuiste más que generoso en la invitación».

Uno de los chats revelados tras el viaje a Lago Escondido.

En las conversaciones aparece preocupación por las imágenes que puedan haberse registrado en el aeropuerto de Bariloche, a la llegada del contingente, que fue hasta Lago Escondido, al sur del paraje El Foyel, en territorio rionegrino, por tierra, pero en algún momento de ese fin de semana viajaron en helicóptero (uno de los de Lewis, se supone, que tiene una empresa llamada Helipatagonia) hasta un centro de esquí en lo alto de algún cerro, que bien podría ser Baguales, de capitales qataríes.

El duro mensaje de Alberto Fernández tras la revelación

El lunes 5 de diciembre, el presidente Alberto Fernández salió a emitir un duro mensaje en cadena nacional y anunció de que el Ministerio de Justicia se presentará ante el Ministerio Público Fiscal para que se investigue el viaje hecho a la cordillera rionegrina.

En medio del clima enrarecido que generaron los chats de Los Huemules, el 6 de diciembre, se produjo la condena a la expresidenta Cristina Kirchner en la Causa Vialidad. Las conexiones entre funcionarios como D’Alessandro con jueces como Yadarola, Ercolini, Cayssials y Mahiques, no hicieron más que dar argumentos al Frente de Todos para insistir en la presencia de un «partido judicial» que persigue a los integrantes del oficialismo.

El 12 de diciembre el Gobierno nacional presentó finalmente el pedido de juicio político contra los magistrados que viajaron a Lago Escondido. Paralelamente la puja por la integración del Consejo de la Magistratura era el trasfondo que enfrentaba a oficialismo y oposición por tener mayoría en el órgano que preside Horacio Rosatti, titular de la Corte Suprema de Justicia.

El fallo de Corte a favor de CABA por la Coparticipación

Justamente, la Corte Suprema de Justicia emitió el 21 de diciembre un fallo por demás esperado. El máximo tribunal falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires en el reclamo por el recorte de Coparticipación que dispuso el Gobierno nacional. El fallo provocó múltiples reacciones: Es «un día aciago para el federalismo«, señaló el Presidente y convocó a los cobernadores.

Entre la amenaza de no pagar de Alberto Fernández, y la de denunciar al presidente en la Justicia de Horacio Rodríguez Larreta, el enfrentamiento fue subiendo de tensión. Finalmente Fernández anunció el 26 de diciembre que iba a cumplir la sentencia pagando con bonos. Otras vez hubo rechazo de CABA.

Casi cuando el 2022 terminaba, el 29 de diciembre, otra filtración del teléfono de Marcelo D’Alessandro provocó un terremoto político, ya que hacía referencia a la sentencia de la Corte Suprema.

Esa tarde trascendió un chat entre D’Alessandro y Silvio Robles, director general de la vocalía de Horacio Rosatti. En el diálogo por Telegram, Robles le envió a D’Alessandro un link de una nota titulada: “El juez Rosatti seguirá al frente del reclamo de CABA contra Nación por la coparticipación”.

El contexto del chat es una recusación que el Gobierno nacional hizo contra Rosatti. El argumento era que el lunes 15 de agosto el fiscal de la Ciudad, Juan Ignacio Mahiques celebró su cumpleaños en el restaurante El Secreto del Hotel Four Season. D´Alessandro y Robles llegaron juntos, ya que mantienen una vieja amistad. La presentación contra Rosatti fue rechazada. Esta fue la noticia que el vocero del titular de la Corte habría compartido con el funcionario de Juntos por el Cambio con un mensaje irónico: “Espero que hagas sacar el ´fallo Robles´”.

Robles le dio además argumentos al funcionario porteño para la disputa que Juntos por el Cambio mantiene con el Frente de Todos en otro tema espinoso: la integración del Consejo de la Magistratura, discusión en la que también debe resolver la Corte.

Hay incluso una especie de asesoramiento para litigar en causas que están en el máximo tribunal. “En 5 te paso letra para que vos lo muevas”, le dice el vocero de Rosatti, quien también preside el Consejo, y detalla que no “corresponde que se vote” cuando el oficialismo busque tratar la designación de sus representantes en este organismo.

El efecto de los chats entre D’Alessandro y Robles

La revelación de estos chats aceleró la embestida del Gobierno de Alberto Fernández contra la Corte Suprema. Ahora además del fallo adverso sobre la Coparticipación, las conversaciones entre D’Alessandro y Robles evidenciaban, en palabras de los representantes del Frente de Todos, la parcialidad del máximo tribunal.

En los días siguientes D’Alessandro dijo que los chats que lo vinculan a la Corte eran “inventados” y acusó al kirchnerismo de “generar una posverdad”. Más tarde denunció al diputado nacional, del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, por «espionaje ilegal».

Sin embargo la presión sobre el funcionario de Horacio Rodríguez Larreta no cesó y el martes 4 de enero dio un paso al costado, con una licencia temporaria como método y con el argumento de que había descuidado su familia.

Fernández con el diputado Gerardo Martínez y la titular de la Comisión de Juicio Político.

También el martes el Presidente había apostado todas sus fichas para reunir al mayor número de gobernadores tras su causa de hacerle juicio político a los cuatro integrantes del máximo tribunal. La iniciativa, que la semana pasada contaba con el apoyo de cerca de 18 mandatario provinciales, decantó en la presencia de la Casa Rosada de 11 gobernadores, todos del Frente de Todos.

Finalmente ayer miércoles presentó ante los diputados oficialistas el proyecto de juicio político contra Horacio Rosatti (presidente), Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, por mal desempeño en ejercicio de sus funciones.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora