La mesa de diálogo por el conflicto mapuche se hace hoy en Buenos Aires y habrá protestas

Las organizaciones de pueblos originarios tienen expectativas de llegar a un acuerdo por la relocalización de la lof Lafken Winkul Mapu y la preservación de su espacio sagrado en Villa Mascardi.

La mesa de diálogo por el conflicto mapuche de Villa Mascardi se realizará hoy al mediodía en la exEsma en Buenos Aires, luego de varios meses de postergaciones y dilaciones del Gobierno nacional, luego de dar a conocer la propuesta de otorgar tierras a la lof Lafken Winkul Mapu en la zona de lago Guillelmo, a unos 45 kilómetros al sur de Bariloche.

La difusión de la mesa de diálogo y la expectativa de las organizaciones mapuches de firmar un acuerdo con los compromisos de Nación, generó la reacción de sectores que se oponen a este entendimiento, quienes por redes sociales lanzaron diversas convocatorias para manifestarse frente a la exEsma, donde se concretará el encuentro.

La consigna de los sectores que cuestionan el eventual acuerdo es la «defensa a la Patria», un lema similar con el que se movilizaron el 25 de Mayo a Villa Mascardi.

En Tanto, en Bariloche y otras ciudades, habrá manifestaciones para pedir la liberación de las cuatro mujeres mapuches que permanecen con prisión domiciliaria.


La mesa de diálogo no se reúne desde febrero


La mesa de diálogo fue promovida por el presidente Alberto Fernández en diciembre pasado y como consecuencia de esta instancia, el juez federal Hugo Greca postergó el juicio oral por el delito de usurpación que se había iniciado contra integrantes de la lof Lafken Winkul Mapu y por el cual hasta el momento permanecen con prisión domiciliaria cuatro mujeres mapuches de la comunidad.

La Secretaría de Derechos Humanos encabeza la mesa de diálogo en la que participan varias organizaciones sociales en calidad de veedores.

En febrero se realizó el último encuentro en Bariloche donde se expuso la propuesta del Gobierno de mantener el «rewe», un espacio sagrado para la cosmovisión mapuche, en Villa Mascardi, donde se construirían viviendas y relocalizar a la lof Lafken Winkul Mapu a un predio de la zona de lago Guillelmo, unos 10 kilómetros al sur de donde fueron desalojados.

Esta semana, la comunidad denunció la vandalización de su espacio sagrado y responsabilizó a las fuerzas de seguridad federales que custodian la zona desde el desalojo que ordenó la juez Silvina Domínguez en octubre pasado.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios